En México, una gran cantidad de peces, en su mayoría jureles y sardinas, fue arrojada por el océano Pacífico a una playa en Acapulco. 

 

En las imágenes difundidas en las redes sociales el pasado 21 de abril, se ve como varios residentes de la localidad de Pie de Cuesta se acercaron a la playa para sacar con las manos los peces que las olas arrastraban hasta la arena. 

 

La población de la zona no olvidará este acto de la naturaleza, ya que pasó durante la pandemia de coronavirus que tanto daño ha hecho a la economía de la región, basada en gran parte en el turismo. El director de la Promotora y Administradora de Playas de Acapulco, Sabas Arturo de la Rosa Camacho, descartó que el fenómeno se deba a una falta de oxigenación del agua, sino simplemente a que los peces más grandes, los jureles, se acercaron a la orilla para cazar sardinas para alimentarse, informan medios locales.

 

(RT)

Comentarios Facebook