Más de cuatro mil profesionales de enfermería en Brasil fueron apartados el lunes de sus puestos de trabajo al ser sospechosos de haber contraído la Covid-19.

 

De acuerdo a los datos del Consejo Federal de Enfermería (Cofen) al menos 4.602 fueron suspendidos mientras se confirma si han dado positivo para el virus.

 

Las autoridades sanitarias del país inspeccionaron 780 centros de salud determinando que la mayoría del personal no contaba con los equipos para evitar el contagio del virus.

 

De acuerdo con el jefe del Departamento de Gestión del Ejercicio Profesional, Walkírio Almeida la cifra solo representa la punta del iceberg, pues las inspecciones sólo contemplan el 27 por ciento de los profesionales inscritos en la institución.

 

La institución denuncia que se han reportado 4.598 quejas por insuficiencia en el suministros de equipos para la protección del personal en medio de la pandemia y advirtió de un déficit de 13.790 trabajadores especializados para hacer frente al coronavirus.

 

Desde el primer caso de la Covid-19 en Brasil, el Cofen ha reportado al menos 49 muertos asociadas al virus.

 

(teleSUR)

Comentarios Facebook