El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, afirmó este miércoles que su país prevé reabrir su Embajada en Venezuela «cuando las condiciones sean adecuadas».

 

Pompeo adelantó en una teleconferencia que la semana pasada encargó a su equipo de preparar los planes para reestablecer la presencia diplomática en Venezuela para estar seguros de que «cuando llegue el día de de una transición» en el país suramericano, los venezolanos «sepan que que los estadounidenses estamos con ellos».

 

De igual modo, manifestó que la aerolínea iraní Mahan Air, que fue sancionada por EE.UU. en 2019 por su supuesta implicación en «la proliferación de armas de destrucción masiva», ha hecho varios vuelos a Venezuela para dar «apoyo desconocido» a «simpatizantes del régimen de Maduro», y dijo que todos los aeropuertos deben prohibirle los aterrizajes debido a que está sancionada.

 

«Gobierno de transición»

 

Hace un mes, Pompeo aseguró que su Gobierno planteaba la conformación de un Consejo de Estado o gobierno de transición, donde no participarían ni Maduro ni Guaidó, que gobernaría hasta las elecciones legislativas que estaban previstas para finales de año.

 

El secretario de Estado ha ratificado la voluntad de Washington de seguir incrementando la presión contra la administración de Maduro, a través de medidas coercitivas unilaterales, y ha expresado, junto al presidente colombiano, Iván Duque, que trabajan juntos «para mejorar las condiciones de los venezolanos», supuestamente «obligados a huir» del Gobierno de Maduro. Estas últimas declaraciones han sido tildadas por Caracas como una «táctica de distracción», en medio de la crisis humanitaria por el coronavirus en EE.UU.

 

Cierre de la Embajada

 

El pasado 24 de enero, EE.UU. ordenó a parte de su personal diplomático salir de Venezuela por razones de seguridad. La decisión se produjo un día después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunciara la ruptura de relaciones diplomáticas y políticas con Washington y ordenara la salida del personal de la Embajada estadounidense tras la autoproclamación del diputado opositor Juan Guaidó como «presidente encargado» del país sudamericano, quien fue inmediatamente reconocido por Washington.

 

El 12 de marzo, Pompeo pidió retirar a los diplomáticos que aún se encontraban en el país suramericano.

 

(RT)

Comentarios Facebook