De acuerdo con informaciones ofrecidas este martes por el ministro para Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, relativas al intento de golpe de Estado protagonizado por mercenarios entrenados en Colombia, el pasado 1 de mayo, dos lanchas partieron de la finca Doble Rueda; una comandada por alias «Pantera» y otra por Antonio Sequea Torres. 
 
 
Ambas tenían como destino las costas del estado La Guaira, donde, luego del desembarco, los tripulantes –que entre las dos embarcaciones sumaban entre 59 y 62 personas– serían distribuidos en seis camionetas, facilitadas por José Alberto Hernández, alias «Pepero», para dirigirse hacia la capital y atacar edificaciones estratégicas y asesinar a miembros del Gobierno Bolviariano, incluido el presidente Nicolás Maduro y la vicepresidenta, Delcy Rodríguez Gómez. 
 
 
No obstante, el plan inicial hubo de ser modificado, puesto que la lancha de mayor tamaño, que comandaba Sequea, sufrió un desperfecto, se atrasó y luego de una disputa entre los comandantes de las embarcaciones, la lancha comandada por «Pantera» quedó a su suerte y Sequea Torres decidió emprender la huida hacia Bonaire, pero al no contar con suficiente combustible, distibuyeron al grupo de entre 47 y 50 tripulantes en las playas de Puerto La Cruz y desde allí emprendieron camino hacia Choroní y Chuao, donde una parte de los mercenarios fue neutralizado por pescadores del sector, que posteriormente los entregaron a las autoridades.
 
 
Hasta este momento, las fuerzas de seguridad han capturado a 13  paramilitares y continúan buscando intensamente al resto a lo largo de la costa venezolana, toda vez que Jordan Gudreau aseguró que había unos 17 grupos «peleando en Venezuela», aunque reconoció que se trataba de una táctica destinada a proteger a los hombres que realmente combatirían, refirió Rodríguez. 
 
 
(LaIguana.TV)
 
 
]]>

Comentarios Facebook