#LoÚltimo
Crónica dentro del avión: minuto a minuto desde el despegue hasta el trágico impacto del Germanwing
Abril 3, 2015
La Iguana Google Plus

german0304152.jpg

Dura apenas unos segundos pero permite hacerse una idea del desconcierto, tensión y pánico que se vivió justo antes del accidente del vuelo 4U9525 de Germanwings. La revista ‘Paris Match’ asegura haber visionado una breve grabación realizada justo antes de tragedia y recuperada de la ‘zona cero’ por una persona próxima a la investigación, según ha confirmado a ELMUNDO.es una de las personas que ha visto el vídeo.

 

En el vídeo, que todavía no se ha hecho público, pueden escucharse los gritos de los pasajeros durante los instantes previos al impacto, conscientes de lo que iba a ocurrir. Se oye gritar “¡Dios mío!” en diferentes idiomas. También, al menos en tres ocasiones, golpes metálicos que confirman que el comandante Sondenheimer intentó abrir la puerta de la cabina con un objeto contundente. Ya casi al final, los gritos se intensifican. Después, silencio.

 

Esta versión de los últimos instantes del vuelo operado por la filial low cost de Lufthansa es corroborada por otra fuente a la que la publicación ha tenido acceso: los datos recuperados en el ‘cockpit voice recorder’, una de las dos cajas negras del A320.

 

En ella quedaron registrados los sonidos y las conversaciones mantenidas en la cabina de pilotaje, revelados días atrás por el diario ‘Bild’. ‘Paris Match’ reproduce la secuencia de acontecimientos íntegramente.

 

10.00
El avión despega.

 

10.10
El comandante Sondenheimer al copiloto Lubitz : ‘No he tenido tiempo de ir al baño antes de despegar’. El segundo de a bordo responde: ‘Ve cuando quieras’.

 

10.27

El aparato alcanza altitud de crucero: 38.000 pies (11.500 metros).

El comandante le pide a Lubitz verificar que el avión pueda pasar a modo descenso. Lubitz obedece. Le repite al comandante : ‘Puedes ir. Puedes ir ahora’.

 

10.28
Se distinguen ruidos que proceden del asiento. Sondenheimer se quita el cinturón de seguridad. Se oye la puerta que se abre. Le dice al copiloto: ‘Tú controlas ahora’. Éste responde: ‘Eso espero’.

 

10.30
Lubitz se encuentra solo en cabina. Cierra la puerta blindada de la cabina, de manera que ya no puede abrirse desde el exterior. Luego se le oye programar manualmente la velocidad de descenso para acelerarla y pasar de 38.000 a 100 pies (30 metros) en unos minutos.

 

10.33
Comienza el descenso. El avión pierde 3.000 pies (900 metros) de altitud por minuto. El control aéreo trata varias veces de contactar con el avión por radio. Lubitz no contesta. Se oye cómo el comandante intenta abrir la puerta de la cabina: ‘¡Soy yo!’. Se escuchan varios golpes en la puerta cada vez más fuertes. No hay respuesta por parte de Lubitz. El comandante grita: ‘¡Por el amor de Dios, abre esta puerta!.’

 

10.34
Primera alarma sonora y visual: ‘Sink rate, pull up’ (caída importante, enderécese). Lubitz sigue sin reaccionar. Los pasajeros comienzan a asustarse al otro lado de la cabina.

 

10.35
El comandante pide que le vayan a buscar un hacha de la parte trasera del aparato. Suenan golpes más fuertes contra la puerta y ruidos metálicos.

 

10.37
Se activa una segunda alarma sonora y visual: ‘Terrain, pull up’ (¡ Tierra, enderécese!). Lubitz tampoco se inmuta en esta ocasión. El comandante grita: ‘¡Abre esta maldita puerta!’.

 

10.38
Se oye la respiración de Lubitz bajo su mascarilla de oxígeno.Respira con normalidad. El avión se encuentra a 13.000 pies (4.000 metros).

 

10.40
Se oye un ruido violento procedente del exterior. En ese instante, dentro del aparato, se aprecian gritos. El avión choca contra una montaña con el ala derecha. No se oye ningún otro sonido más que el de las alarmas y los gritos de los pasajeros.

 

10.41
El avión choca de frente contra el macizo del Estrop a 5.000 pies (1.500 metros de altitud) y 800 km/h.

 

(elmundo.es)