El contundente afianzamiento de los lazos entre Venezuela e Irán se remotan desde la llegada del líder de la Revolución Bolivariana (1999) Hugo Chávez con su homólogo Mohamed Jatami, después con la llegada del exmandatario de la nación persa, Mahmud Ahmadineyad. Ambos afianzaron numerosos acuerdos bilaterales en materia de cooperación energética e investigación, militar, agrícola, el desarrollo en el área nuclear, entre otros. En la actualidad prosiguen estas estrechas relaciones con el actual gobernante Hasán Rohaní.  

 

Tanto estos mandatarios iraníes como Hugo Chávez y el hoy presidente de Venezuela Nicolás Maduro han tenido que enfrentar a un enemigo en común: el imperialismo estadounidense, el eje del mal que ha acechado a estas dos naciones, que son grandes productores de petróleo en el mundo y que igualmente han sido víctimas de sanciones y de represalias gringas.  

 

A mediados del 2005, el exmandatario Hugo Chávez ofreció su enérgico respaldo a Irán ante las intromisiones de Estados Unidos sobre el programa nuclear pacífico y con propósitos civiles del país persa. EE.UU. aseguró que a través de este mecanismo Irán aprovecharía de desarrollar armas nucleares.

 

Ante este contexto, Hugo Chávez fue enfático en su apoyo. «Ante las amenazas de EE.UU. contra el hermano pueblo de Irán, cuenten ustedes con todo nuestro apoyo, afecto y solidaridad», manifestó en el referido año durante la entrega de la orden del Libertador Simón Bolívar a su par Mohamed Jatami, durante una visita oficial a territorio  venezolano.

 

En el 2007 y de acuerdo con el portal 20 Minutos, Irán  se vio obligado a importar cerca  del 40% de gasolina. Por lo que Venezuela acordó con la nación persa la exportación de combustible (20 mil barriles diarios) debido a las sanciones de EE.UU. y el aislamiento internacional ante su programa nuclear. El Congreso estadounidense hasta consignó un proyecto que buscaba impedir la exportación de gasolina a Irán.

 

Chávez siempre defendió el derecho de Irán a ampliar sus programas de energía nuclear con fines pacíficos y rechazó los señalamientos de Washington, por lo que afirmó que no existían evidencias de que Irán desarrollara una bomba atómica.

 

En este orden de ideas, en este 2020 Irán muestra su mano amiga y nuevamente su respaldo a Venezuela que es sometida por los bloqueos estadounidenses. Según reportó la agencia Reuters, buques cisterna de Irán contentivos de combustible se dirigen al país suramericano y desafían las amenazas del país del norte.

 

“Citando los datos de rastreo de buques de Refinitiv Eikon, una embarcación iraní, denominada Clavel, atravesó el pasado miércoles el canal de Suez, en Egipto, en su recorrido hacia Venezuela, después de cargar combustible en el puerto iraní de Bandar Abás a finales de marzo. El medio afirmó que otras cuatro embarcaciones iraníes del mismo tamaño habían sido cargadas con combustible en el aludido puerto y se dirigían al océano Atlántico después de cruzar el canal de Suez, agregando que se desconocía el destino final de estos tanqueros”, reseñó HispanTV  con datos de Reuters.

 

Fuentes oficiales aun no confirman esta noticia. Sin embargo, un funcionario de la Admiración estadounidense manifestó este jueves 14 de mayo a Reuters que Washington estudia adoptar medidas como réplica al abastecimiento de gasolina iraní al país caribeño. “No solo no es bienvenido por Estados Unidos, sino que tampoco lo es por la región, y estamos analizando las medidas que se pueden tomar», expresó.

 

(LaIguana.TV) 

 

]]>

Comentarios Facebook