El Gobierno de Jair Bolsonaro enterró vivo a un hombre que supuestamente había muerto por COVID-19 y casi milagrosamente fue rescatado luego que efectivos policiales lo sintieran gritar ya dentro del mausoleo.

 

En un video difundido en Twitter se observa como el hombre, enterrado vivo, es sacado de la fosa donde se encontraba por un par de funcionarios policiales.

 

Una vez que la víctima logra ver la luz y respirar se escuchan sus lamentos; mientras no puede ni siquiera levantar su cuerpo.

 

También se observa como los efectivos tratan de calmarlo y socorrerlo de esta tragedia.

 

Desde que surgió el peligro de la pandemia del coronavirus, el régimen de Bolsonaro no ejecutó medidas preventivas para contrarrestar o evitar la virulencia masiva de la enfermedad, lo que ha convertido a Brasil en el segundo epicentro del continente americano y tercero del mundo.

 

La emergencia sanitaria en Brasil mantiene saturado todos los hospitales y servicios necrológicos, con un promedio de muertes diarias superiores a las mil víctimas.

 

De hecho, la situación en Brasil y Colombia, han originado que Venezuela, uno de los países que con mayor éxito ha enfrentado la pandemia, con un comportamiento aplanado en los contagios de COVID-19 y que aún no llegan a los 1.000 infectados y con apenas 10 fallecidos, haya registrado un incremento de personas contagiadas.

 

Estos casos nuevos son venezolanos que habían emigrado a Brasil, Colombia, Perú, Chile y Ecuador, quienes decidieron regresar al país por la situación de vulnerabilidad en el extranjero, pero han llegado infectados con el coronavirus.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook