Luego de conocer los más recientes avances de la investigación sobre el fallido intento de invasión mercenaria a Venezuela, el filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela lanzó una pregunta fundamental para reflexionar sobre el acontecer nacional: ¿en manos de quién está la oposición venezolana? Y adelantó su respuesta: en las manos de asesinos que hablan de matar gente como quien se toma una taza de agua.

 

En una nueva emisión de Desde donde sea, se mostró impresionado por las expresiones utilizadas por los dirigentes y participantes de la llamada Operación Gedeón, en las que se trasluce una absoluta falta de respeto por la vida humana.

 

Esa actitud, por lo demás, concuerda con la de los gobiernos que avalaron esa acción ilegal, el de Estados Unidos y el de Colombia, que intentaron restarle importancia a lo ocurrido cuando el tema fue planteado ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

 

Nexos claros con criminales

 

Con la información que poco a poco ha ido fluyendo acerca de la fallida incursión en Venezuela, se ponen en evidencia los nexos que la camarilla opositora venezolana tiene con el gobierno de Colombia y, a su vez, con narcotraficantes y paramilitares de esa nacionalidad. Esta es una de las razones por las cuales la representación de Colombia rechazó la solicitud de Rusia para tratar el tema en el Consejo de Seguridad, y secundó a Estados Unidos en el argumento de que era una pérdida de tiempo.

 

“El nexo de Colombia con este ataque contra Venezuela es claro. En los testimonios queda en evidencia que la banda de narcotraficantes Los Pachenca, que operan en territorio colombiano, han confirmado su participación. Poseen bases que sirvieron de logística a los mercenarios en Barranquilla, Riohacha y Alta Guajira. Por eso el gobierno de Colombia se hace el desentendido”.

 

Escudriñando en los datos aportados por varios de los mercenarios, explicó el punto para la audiencia no venezolana del programa. Indicó que el ultraderechista Leopoldo López, sempiterno aspirante a llegar a Miraflores y quien, de hecho puso a Juan Guaidó en el lugar para autoproclamarse  presidente, ha estado a la cabeza de este nuevo intento de acceder al poder por la vía de la fuerza.

 

“Lo que ocurre con estos dos es parecido a lo que pasa con Uribe y Duque, aunque ellos llegaron a ser presidentes de Colombia y estos no creo que lleguen a ser presidentes de Venezuela. En todo caso, Guaidó es apenas la fachada de López, como Duque es solo la fachada de Uribe. López es el capo del partido Voluntad Popular, y digo partido por usar lenguaje caballeroso, a pesar de las vicisitudes. López fue quien puso en contacto al dueño de la empresa mercenaria  Silvercorp,  Jordan Goudreau, con los oficiales desertores venezolanos Clíver Alcalá Cordones y Antonio Sequea. Los puso en contacto porque Goudreau ‘llevaba el capítulo Venezuela’, lo que hace pensar que hay por ahí otros ‘capítulos’. El encuentro ocurrió durante el concierto en la frontera en febrero de 2019, y, de nuevo, digo concierto por ser caballeroso, porque en realidad fue intentona chabacana, ridícula y showsera de invasión que terminó en un desastre total por donde se mire”.

 

Citando comentarios del ministro del Poder Popular para Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que los nexos con narcotraficantes y paramilitares han sido comprobados mediante una muy exitosa infiltración “hasta los tequeteques” del grupo que pretendió invadir, lo que les permitió tener acceso a muchas horas de conversaciones entre el diputado Hernán Alemán y Alcalá Cordones, quien estuvo casi todo el tiempo a cargo de la invasión, pero se cayó al final porque Iván Simonovis le dio un golpe de Estado desde EEUU.

 

“Vimos que el ministro de la Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, dijo que investigarán la filtración. Sabemos que hay una parte importante de la Fuerza Armada Colombiana que no está de acuerdo con prestar territorio colombiano para usarlo como cabeza de playa para una invasión a Venezuela. No quieren que se utilicen soldados, fuerzas militares y que se ponga en riesgo sus vidas para complacer caprichos de Trump, López y del narco ‘Doble Rueda’. No cabe duda que el gobierno colombiano decidió perseguir a quienes dieron la información que permitió  evitar un baño de sangre en Venezuela”.

 

Guaidó, el desorientador

 

“Hoy escuchamos las confesiones del mercenario estadounidense Lucke Denman, que cantó y le echó la burra pal monte a Juan Guaidó. Cito sus palabras: ‘Creo que Goudreau no tenía razones para no confiar en Guaidó. Pienso que si alguien tomó las decisiones incorrectas fue Guaidó’. Y utilizó una palabra fundamental,  una palabra clave que abre universo de dudas: ‘Creo que Guaidó desorientó a todo un grupo de personas’”, analizó Pérez Pirela.

 

Añadió que la palabra desorientar es clave, sobre todo si se le relaciona con lo dicho en algunas entrevistas de la periodista Patricia Poleo, desde Miami, en las que un sector opositor trata de poner en entredicho no la participación de Guaidó, sino el hecho de que haya, intencionalmente, desorientado a un grupo de personas. “Muchos avanzan la hipótesis de que Guaidó, en vista de que ya está fuera del juego, porque nadie le cree ni aquí ni afuera, quizás desorientó a los mercenarios. No respaldo estas tesis, solo las menciono para el análisis”.

 

Explicó que, bajo ese enfoque, “las malas decisiones no las habría cometido Guaidó debido a su grandísima incompetencia y brutalidad congénita, sino a la voluntad de boicotear esta intentona de invasión, pues de haber sido efectiva habría terminado en una especie de golpe de Estado contra el mismo Guaidó. ¿Ustedes creen que estos mercenarios, luego de tomar a Caracas a sangre y fuego, le iban a entregar el poder a Guaidó? Recuerden lo que decíamos hace algunos programas acerca de Maquiavelo sobre los mercenarios que se voltean contra sus príncipes”.

 

Prosiguió  desglosando el testimonio de Denman, quien dice que Guaidó escogió a Silvercorp porque tanto él como el otro firmante del contrato, JJ Rendón, asumían que Goudreau tenía una relación directa con Trump, cosa que ahora no parece tan clara. Aunque, lógicamente, podría ser que Denman esté tratando de crear esa impresión. Cuando al mercenario le preguntaron por qué creía que Guaidó aceptó la participación de la DEA, dijo que “para tener a quien echarle la mierda del plan”.

 

Sobre el dinero que esperaban cobrar, los mercenarios han dicho que no sabían el monto real del contrato. Pero se han enterado de que estipulaba 212 millones, a lo que había que sumarle los 15 millones de la recompensa por la cabeza de Maduro, más 14% de los 2 millardos de euros en efectivo que se encuentran, según ellos, en caletas (públicas y privadas) y que se iban a robar. “Me parece que, como se dice en Maracaibo, se fueron de jeta hablando de los posibles capturados”.

 

Según el moderador de Desde donde sea, estas confesiones demuestran cada vez más el vínculo de EEUU y Colombia con la Operación Gedeón. Pero, adicionalmente, Donald Trump tampoco se contiene. Al hablar sobre Venezuela, dijo que “los tenemos rodeados a un nivel que nadie sabe, pero ellos saben. Estamos mirando para ver qué pasa. Algo pasará en Venezuela porque no vamos a aguantarlo”.

 

“En el Consejo de Seguridad se hacen los locos ante esta clase de amenazas delirantes, del lejano oeste, al margen de la mínima normativa de convivencia. Trump habla de están rodeados, ríndanse. ¿Qué es eso? –enfatizó-. Por eso, fue épico lo que le dijeron Rusia y China en esa reunión. Y, por cierto, Rusia además se pronunció sobre la presencia de buques y aviones de EEUU en el mar Caribe en contra de los barcos iraníes que traen gasolina. En los próximos días podría suceder cualquier cosa frente a las costas venezolanas. Ojalá reine la sindéresis, pero esa palabra es antitética de Trump. En estos días ha peleado con todo el mundo, es un desastre, lo dicen periodistas avezados, está perdiendo el control del gobierno y el autocontrol. Insulta a los reporteros, no asume la responsabilidad por 1,5 millones de infectados y casi 95 mil muertos. ¿Se va a jugar la carta de la guerra, como medida absurda para ser reelegido?”.

 

Citó entonces las palabras del embajador de Irán en Venezuela, Hojjatollá Soltani, en una entrevista con Unión Radio, cuando dijo que en los próximos días deben llegar los tanqueros. “Lo que traen es combustible, gasolina. Hasta el momento no se ha producido una reacción oficial, pero intentar bloquear el ingreso de las naves se estaría violentando el derecho internacional de comercio. No hemos visto ninguna posición oficial de las autoridades de EEUU, y vamos a ver en estos días en adelante qué ocurre. No hay razón lógica para que EEUU quiera impedir la llegada”.

 

Puntualizó el moderador del programa que, al margen de lo que ocurra, el solo hecho de que se amenace y se envíen buques militares a la zona para hostigar a embarcaciones mercantes prueba la existencia de un bloqueo naval contra Venezuela. “Es un bloqueo naval, así de sencillo, así tenemos que llamarlo y abordarlo”, recalcó.

 

¿En manos de quién?

 

A la luz de las confesiones y conversaciones entre los conjurados que se han difundido hasta ahora, Pérez Pirela formula una pregunta: “¿En manos de quién está la oposición venezolana?”. Y comienza su respuesta significando el hecho de que los personajes involucrados hablan de asesinatos como quien habla de tomarse una taza de agua.

 

Destacó que Alcalá Cordones confiesa que Manuel Ricardo Cristopher Figuera (quien traicionó al gobierno luego de ser nada menos que el jefe del organismo de inteligencia) fue su mayor informante aunque EEUU aún no le ha quitado la sanción que le dictaron. Según la lógica criminal que reina en estos grupos, esto se debe a que no le confesó al gobierno de EEUU todos los muertos que tiene en el clóset.

 

Alcalá  justifica cualquier accionar de la CIA y EEUU cuando dice que “si haces un pacto, primero no puedes mentirle a los gringos. Tus muertos tienes que contarlos toditos, no puedes quedarte con muertos en el clóset. Si tú les dices maté a este, a este y a este, ellos te dicen que por esos muertos no te van a joder, pero si sale otro muerto, ¡tú estás muerto!”.

 

“¿Esta es la gente que está manejando a la oposición venezolana, sus operadores políticos? Eso demuestra que la oposición está en manos de asesinos. Cuando se quedan callados tipos como Manuel Rosales,  Henry Ramos Allup y Henrique Capriles, están indirectamente apoyando a esta gente. No es extraño que hablen así porque la DEA y todo el gobierno de EEUU son estructuras mafiosas y en la mafia sabes cuando entras, pero no cuando sales”.

 

“En las explosivas grabaciones que salieron ahora, ponen como mal ejemplo a Alejandro Andrade –abundó Pérez Pirela-.  El Tuerto Andrade encabezó la Tesorería Nacional durante el gobierno del comandante Hugo Chávez y, junto con su pareja, se fue con toda la plata y ahora tiene propiedades multimillonarias y caballos de paso en EEUU. A Andrade lo procesaron y condenaron a diez años de cárcel por legitimación de capitales, pero luego le ofrecieron un trato de reducción del tiempo en prisión y retraso en el cumplimiento de la pena, a cambio de dar información sobre otras personas involucradas. Alcalá dice que como no tenía manera de probar nada, ‘peló bola y por eso lo tienen preso’ y advierte que ‘eso mismo le va a pasar a Cristopher Figuera’”.

 

Enfatizó que  con los nuevos elementos, confesiones, fechas y coordenadas geográficas que surgen cada día, cobra más fuerza la interrogante acerca de en manos de quién está la oposición. “Es una pregunta necesaria esta semana, cuando se cumplen tres años del asesinato de Orlando Figuera. Para nuestro público internacional, ese nombre quizá no dice nada. Pero para los venezolanos que soportamos varios meses de actos terroristas mal llamados guarimbas, sí significa. A Orlando Figuera, en una protesta opositora, por parecer chavista, lo quemaron vivo y lo grabaron mientras se quemaba. Esto lo llevó a cabo Voluntad Popular, es decir Leopoldo López, Lilian Tintori, Smolansky y Guevara, que luego se escondió en una embajada;  y Primero Justicia, la de Borges y Pizarro. Ellos fueron corresponsables de esas muertes. El único error de Figuera fue pasar en el momento equivocado por el lugar equivocado. Nadie lo ayudó, nadie se hizo responsable. Además de él hubo muchas otra gente asesinada por vestir una franela roja. Imagínense el nivel de fascismo. Todos esos crímenes de lesa humanidad siguen impunes. Por cierto, Guaidó fue conocido en esas guarimbas, pues su gran hazaña fue mostrar las nalgas a las cámaras. Un gesto más bien anglosajón, no venezolano”.

 

100 K en Youtube

 

El programa recibió numerosas felicitaciones de parte del público porque la cuenta Youtube de LaIguana.TV superó los 100 mil suscriptores. “Este programa es uno de los responsables de este crecimiento”, expresó su conductor.

 

Dio gracias especiales al pueblo colombiano porque, al estudiar las cifras de participación, se observa que en algunas emisiones, la audiencia en el país vecino supera incluso a la de Venezuela.

 

En su interacción con los participantes, una persona desde Perú denunció la situación delicada que se vive en esa nación por la propagación del Covid-19 y la falta de medicamentos. “Hoy conversamos con fuentes de allá y nos dijeron que el gobierno decretó la cuarentena, pero mucha gente no la acató en la forma debida”, dijo.

 

Con respecto a los mensajes de venezolanos que ansían regresar al país, Pérez Pirela les hizo un llamado especial: “Los estamos esperando, los queremos consentir y cuidar, estamos trabajando para que regresen, pero no quieran echárselas de más vivos que los otros. Respeten la cuarentena, los exámenes que deben hacerse, ingresen solo por los puntos legales por las cuales deben entrar. Somos su familia. Desgraciadamente se están dando brotes por la entrada irregular de estas personas”.

 

Para finalizar, anunció que en el programa del viernes 22, conversará con el destacado intelectual argentino Atilio Borón, a quien calificó como “una de las mentes más brillantes del estudio de los sistemas políticos en general, y gran conocedor del sistema político de EEUU”.

 

Lectura recomendada

 

El libro presentado en esta oportunidad fue Teoría general de la política, del politólogo italiano Norberto Bobbio.

 

(LaIguana.TV)

 

 

 

]]>

Comentarios Facebook