Luego de Estados Unidos, Brasil se perfila como el segundo epicentro mundial del Covid-19 al contabilizar 350 mil infectados y más de 22 mil muertes. Sin embargo, el presidente de esta nación, Jair Bolsonaro, sigue desafiando a lo que él llamó “una gripecita” y este domingo 24 de mayo participó  en un mitin político dando abrazos y besos por doquier, sin usar tapaboca, ni guantes.

 

El mandatario brasileño ha sido centro de duras críticas por subestimar los efectos del coronavirus. En esta nación suramericana no se cumplen las medidas de distanciamiento social, ni la cuarentena colectiva, porque para él la economía no se puede detener por una simple “gripe”.

 

Bolsonaro,  quien también es conocido como el «Trump tropical», fue visto el día de ayer en una concentración en las afueras del palacio presidencial, en Brasilia, saludando a sus seguidores quienes tampoco portaban ningún tipo de protección. 

 

«¡El pueblo te apoya, Bolsonaro!», gritaban los brasileños mientras saludaban al Jefe de Estado. 

 

(Laiguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook