La vacunación masiva contra el coronavirus en Rusia podría iniciarse ya en los próximos meses, afirmó Alexandr Guintsburg, director de Instituto Nikolái Gamaleya, el centro nacional de investigación en epidemiología y microbiología del país.

 

«Esperamos que la vacunación masiva comience a principios del otoño [boreal]. Pero, por supuesto, no toda la población podrá recibir esta vacuna al mismo tiempo. Consideraremos que, en el mejor de los casos, la vacunación y su implementación a larga escala tomará de seis a nueve meses», dijo el director del instituto en un programa televisivo.

 

El académico sugirió que la vacunación, una vez aprobada, comience con los médicos y profesionales de salud, los cuales tienen un mayor riesgo de contraer el virus. Los próximos en recibir la vacuna, en opinión de Guintsburg, deben ser las personas que trabajan en grandes grupos, como los obreros, por ejemplo.

 
 
Según el especialista, el proceso de desarrollo de la vacuna sigue evolucionando de acuerdo con el plan aprobado por el Ministerio de Salud de Rusia. Se están concluyendo los estudios preclínicos en ratones y cobayas. Se han probado también todas las posibles toxicidades del preparado. El estudio con monos, que ha confirmado la alta inmunogenicidad y la seguridad del medicamento, también está cerca de concluirse. «Si los resultados finales de los estudios preclínicos son positivos, lo que realmente esperamos, en los primeros diez días de junio planeamos solicitar permiso al Ministerio de Salud para la próxima etapa: la realización de ensayos clínicos en voluntarios humanos», afirmó el director del centro de investigación en una entrevista con el medio ruso Rossiyskaya Gazeta.

 

Guintsburg agregó que algunos miembros del equipo involucrados en el desarrollo del preparado probaron voluntariamente la vacuna en sí mismos, como un experimento para confirmar su seguridad.  Incluso, ya se han detectado en los empleados anticuerpos protectores que neutralizan el virus.

 
El desarrollo de un nueva vacuna suele ser un proceso bastante largo. Antes de que se inicien las pruebas en humanos, se realizan prueban en cultivos celulares y, luego, en animales de laboratorio. Es solamente después de asegurarse de que el preparado es seguro que se invita a los voluntarios humanos. Las pruebas en humanos siempre se llevan a cabo en varias etapas, en las que el número de participantes aumenta gradualmente.

 

De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Salud de Rusia, el país ya registra 353.427 contagiados con el COVID-19 y 3.633 fallecidos a raíz de la infección.

 

(Sputniknews)

]]>

Comentarios Facebook