El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, ha declarado este martes que el intercambio de acusaciones entre EEUU y China en el contexto de la lucha contra la pandemia del coronavirus resulta «desagradable» para Moscú, que apuesta por «ayudarse mutuamente» como mejor alternativa a este choque.

El portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, ha declarado este martes que el intercambio de acusaciones entre EEUU y China en el contexto de la lucha contra la pandemia del coronavirus resulta «desagradable» para Moscú, que apuesta por «ayudarse mutuamente» como mejor alternativa a este choque.

 

«Por supuesto, en lugar de estos intercambios [de acusaciones], preferiríamos ver interacción, cooperación y asistencia mutua», aseguró el vocero del Kremlin a la prensa.

 

En este sentido, Peskov subrayó que, precisamente, Rusia se adhiere a estos principios «en el desarrollo de las relaciones bilaterales con China y EEUU».

 

Trump: «Nos guste o no, salió de China»

 

El presidente de EEUU, Donald Trump, volvió a acusar a China de no hacer todo lo posible para evitar que el coronavirus se extendiera por el mundo, «ya fuera por incompetencia o porque no quisieron», según lo declaró en una entrevista concedida al programa ‘Full Measure’, emitido por varias cadenas estadounidenses.

 

«Nos guste o no, salió de China. Podría haber sido detenido. Llegó a todo el mundo, pero, en realidad, no fue a China. Detuvieron la llegada de aviones a China, pero no la salida de aviones y el tráfico al resto del mundo, incluidos Estados Unidos y Europa. Europa está diezmada. Y podemos ver lo que sucedió en todo el mundo, 186 países», dijo el mandatario.

 

Según Trump, ahora es difícil saber si China actuó así por falta de voluntad o por error, aunque el mal ya está hecho. «Es algo muy terrible y podrían haberlo detenido si hubieran querido. Ya fuera por incompetencia o porque no quisieran hacerlo, en ambos es inaceptable», afirmó.

 

China se está viendo sometida a una creciente presión sobre la transparencia de su gestión de la pandemia del coronavirus. Trump ha acusado repetidamente a Pekín de haber ocultado información sobre el coronavirus, y ha amenazado al país asiático con «consecuencias» si llega a demostrarse que fue «conscientemente responsable» de la propagación del Sars-CoV-2 y no se trató únicamente de un error.

 

«China es también víctima del virus»

 

Por su parte, el portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, instó en abril a EEUU a dejar de culpar a Pekín por la pandemia causada por el coronavirus y a entender que su país también es una víctima.

 

«China ha sido atacada por el virus y también es una víctima del virus. No somos el culpable ni el cómplice del virus», aseguró el político a los periodistas en Pekín.

 

En sus declaraciones, Geng también advirtió que para vencer la pandemia, la comunidad global debería de «mantenerse unida» en vez de «atacar y desacreditar» a otros países. «El origen del virus es un problema científico serio. Tiene que ser manejado por científicos y expertos médicos, y no debe ser politizado«, agregó el vocero.

 

(RT)

]]>

Comentarios Facebook