La mediática nacional e internacional enfiló nuevamente sus garras contra Venezuela. En esta oportunidad, aprovechándose de la actual pandemia por el COVID-19, la cual ha sido atendida oportunamente por las autoridades venezolanas desde que se reportó el primer caso en el país.

 

Es así como entró en el escenario Human Rights Watch (HRW) y el Hospital Johns Hopkins, organismos que recientemente se pronunciaron para decir —sin presentar al menos una prueba fehaciente—que las cifras reportadas en Venezuela son “falsas y absurdas”. Incluso subrayaron que las muertes en el país serían supuestamente 30 mil y no 11, como se anunció el balance de este martes 26 de mayo.

 

“Las estadísticas que salen de Venezuela son absurdas. No es posible que en un país donde los médicos no tienen agua para lavarse las manos en hospitales haya un poco más de 1.000 casos confirmados”, es parte la paupérrima declaración que ofreció en una videoconferencia José Miguel Vivanco, director de HRW para las Américas, al presentar el informe en cuestión.  

 

Al planteamiento anterior se sumó la doctora Kathleen Page, médica y profesora asociada de la escuela de medicina de la Universidad Johns Hopkins, quien basó su teoría en supuestas entrevistas a médicos y enfermeros venezolanos. “Digamos que un estimado conservador es que 1% sea infectado con coronavirus”, añadió.

 

Estas declaraciones vienen también para tratar de minimizar la huella que ha dejado la Pandemia en Brasil (391.222 casos y 24.512 muertos), Perú (129.751 casos y 3.788 muertos), Chile (77.961 casos y 806 muertos), Ecuador (37.355 positivos y 3.203 muertos) y  Colombia (23.003 casos y 776 muertos), por ejemplo. A ello hay que agregar que Brasil pasó a ser el segundo país del mundo con más casos en el planeta.

 

A esta descabellada matriz de opinión, la cual debe catalogarse de tal modo, pues es realmente impensable cómo se podrían ocultar 30 mil muertes en el país en lo que va pandemia, se sumaron al unísono varios medios afectos a la oposición y los dirigentes de la extrema derecha criolla, quienes anhelarían que este catastrófico escenario fuera cierto.

 

A la fecha, vale destacar, Venezuela contabiliza 1.211 casos de COVID-19, de los cuales 898 se encuentran activos, 302 se han recuperado y la cifra de fallecidos se ubica en 11. Otro aspecto a destacar de estas cifras, es que el 77% de los casos son importados, principalmente por venezolanos que han regresado del exterior, específicamente de Colombia, Perú, Ecuador y Brasil, este último declarado por la OMS como nuevo epicentro de la pandemia.

 

Así las cosas, es inminente la intención de HRW y el Hospital Johns Hopkins de desprestigiar las acciones emprendidas por el gobierno que preside el presidente Nicolás Maduro frente a la pandemia en Venezuela, donde las cifras ni se aproximan a las de los países anteriormente mencionados, específicamente Ecuador, donde si han habido denuncias de que las personas mueren de COVID-19 en las calles o en las casas ante la inacción de la actual Administración.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook