El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil cayó un 1,5 % en el primer trimestre, respecto al primer trimestre anterior, afectado por la pandemia del coronavirus y las medidas de distanciamiento social. 

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil cayó un 1,5 % en el primer trimestre, respecto al primer trimestre anterior, afectado por la pandemia del coronavirus y las medidas de distanciamiento social. 

 

Según los datos ofrecidos este viernes por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la caída fue de un 0,3 % en comparación con el primer trimestre de 2019. Se espera una retracción todavía más profunda de la economía entre los meses de abril y junio.

 

Estos resultados son solo los primeros reflejos de impacto de del covid-19 y las medidas de confinamiento, la mayoría parciales, adoptadas desde mediados de marzo en algunos de los estados del país.

 

En un comunicado IBGE destaca que «la caída del PIB en el primer trimestre de este año interrumpe la secuencia de cuatro trimestres de crecimiento consecutivo y marca el resultado más bajo del PIB desde el segundo trimestre de 2015 (-2,1 %)».

 

Consecuencias del confinamiento

 

«Lo ocurrido en Brasil es lo mismo que sucedió en otros países afectados por la pandemia, con un retroceso en los servicios dirigidos a las familias debido al cierre de los establecimientos. Los bienes dura duraderos, los vehículos, la ropa, los salones de belleza, gimnasios, alojamientos y la comida han sufrido mucho el aislamiento social», explica Rebeca Palis, coordinadora de Cuentas Nacional de IBG, en la nota.

 

El sector servicios, que representa el 74 % del PIB, registró una contracción de un 1,6 %, la industria un 1,4 % y la agricultura registró un crecimiento del 0,6 %.

 

Concretamente, en el sector servicios destacan los resultados negativos en otros servicios (-4,6 %), transporte, almacenamiento y correo (-2,4 %), información y comunicación (-1,9 %), comercio (-0,8 %), administración, salud y educación pública (-0,5 %), intermediación financiera y seguros (-0,1 %). El único cambio positivo ha sido en las actividades inmobiliarias (0,4 %).

 

Respecto a las actividades industriales, la disminución fue impulsada por el sector de extracción de petróleo (-3,2 %), pero también hubo datos negativos en la construcción (-2,4 %), las industrias manufactureras (-1,4 %) y electricidad y gas, agua, alcantarillado y actividades de gestión de residuos (-0,1 %).

 

Palis destacó que en marzo el mercado inmobiliario se vio ligeramente afectado. «Hubo una caída en la ocupación en este trimestre y también en fabricación de los principales insumos para la construcción», añadió.

 

Por otro lado, la balanza comercial brasileña cayó un 0,9 % en las exportaciones de bienes y servicios, mientras que las importaciones crecieron un 2,8 %.

 

«Las exportaciones se vieron bastante perjudicadas por la demanda internacional. Uno de los países muy importante para nosotros y que ha afectado a nuestras exportaciones es Argentina. Y también China, que en el primer trimestre fue el primer país en cerrar sus fronteras. Entonces nuestras exportaciones se vieron muy afectadas», concluyó Palis.

 

(RT)

]]>

Comentarios Facebook