Cuatro pequeñas islas españolas, tres en el archipiélago de Canarias y una en Baleares, estrenan este lunes 1 de junio la última fase del desconfinamiento por la pandemia del coronavirus, convirtiéndose en la vanguardia de lo que vivirá la próxima semana la mitad de España.

En las islas de La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera desde hoy se podrá consumir en el interior de bares y restaurantes, y no solo en las mesas instaladas en la calle (terrazas), que ampliarán su aforo al 75 por ciento.

Cuatro pequeñas islas españolas, tres en el archipiélago de Canarias y una en Baleares, estrenan este lunes 1 de junio la última fase del desconfinamiento por la pandemia del coronavirus, convirtiéndose en la vanguardia de lo que vivirá la próxima semana la mitad de España.

En las islas de La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera desde hoy se podrá consumir en el interior de bares y restaurantes, y no solo en las mesas instaladas en la calle (terrazas), que ampliarán su aforo al 75 por ciento.

A ellas se unen la región de Castilla-La Mancha, con lo que el 70 por ciento de España está ya en la fase dos, a falta de Madrid, Barcelona y su zona metropolitana 

Para gestionar este último tramo del confinamiento, el Gobierno español pedirá esta semana al Congreso la última prórroga del estado de alarma, instrumento con el que se ha permitido limitar la movilidad.

(EFE)

Comentarios Facebook