Venezuela es un caso particular con respecto al comportamiento de la pandemia del COVID-19, no solo por el bajo promedio de contagios y muertes, en medio de varios países que presentan infecciones descontroladas en su población, sino también en el tipo de personas que son diagnosticadas como positivas al coronavirus.

Un despacho de la agencia española EFE analizó el caso venezolano y destaca que «contrario a las estadísticas mundiales», el 71,7 % de los contagiados por COVID-19 en Venezuela tienen entre 0 y 39 años, con 1.046 personas afectadas en esta franja de edad, de un total de 1.510 casos registrados en el país.

Venezuela es un caso particular con respecto al comportamiento de la pandemia del COVID-19, no solo por el bajo promedio de contagios y muertes, en medio de varios países que presentan infecciones descontroladas en su población, sino también en el tipo de personas que son diagnosticadas como positivas al coronavirus.

Un despacho de la agencia española EFE analizó el caso venezolano y destaca que «contrario a las estadísticas mundiales», el 71,7 % de los contagiados por COVID-19 en Venezuela tienen entre 0 y 39 años, con 1.046 personas afectadas en esta franja de edad, de un total de 1.510 casos registrados en el país.

Agrega que los segmentos de edades presentan el siguiente comportamiento en los contagios: El grupo comprendido entre los 20 y los 29 años suma 432 contagios, que supone el 29,6 % del total, seguido de los infectados con edades entre los 30 y los 39 años, con 343 casos, es decir, el 23,5 %.

El 18,6 %, con 271 de afectados por el virus, lo componen los menores y jóvenes de entre 0 y 20 años. El 28,3 % restante corresponde a personas mayores de 39 años, con 413 casos, entre los que se encuentran adultos y ancianos.

Un aspecto que resalta la mencionada agencia de noticias es que Venezuela presenta este comportamiento también impactada por la gran masa de migrantes que están retornando a su país, producto del desastre que ha desatado la pandemia en naciones suramericanas como Colombia, Brasil, Perú, Ecuador y Chile, donde el coronavirus se ha viralizado de manera exponencial descontrolada.

«Durante las últimas semanas, han regresado a Venezuela más de 52.000 ciudadanos que habían migrado a otros países de la región debido a la crisis económica y social, y este sector de la población es, mayoritariamente, joven», explica.

Agrega que «cuando el coronavirus se convirtió en pandemia y obligó a los Gobiernos a tomar medidas estrictas para evitar el contagio masivo, los venezolanos vieron como se les cerraron puertas, y se quedaron en una situación muy precaria lejos de su casa, sin trabajo y sin vivienda, en el peor de los casos. La situación los obligó a volver a Venezuela, donde el coronavirus llegó con menos fuerza que a los países vecinos».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook