El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, permaneció callado unos 20 segundos antes de responder en rueda de prensa a una pregunta sobre la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de emplear al Ejército de su país durante las protestas por la muerte de George Floyd bajo custodia policial.

Esta larga pausa se produjo durante una retransmisión en directo que tuvo lugar el pasado 2 de junio, cuando el mandatario canadiense se tomó todo ese tiempo para encontrar las palabras adecuadas.

Tras manifestar que «todos vemos, horrorizados y consternados, lo que sucede en EE.UU.», el primer ministro de Canadá declaró que «es momento de unir a las personas, pero también de escuchar» y «aprender qué injusticias se mantienen, a pesar del progreso de años y décadas».

Posteriormente, reconoció que los canadienses también tienen «desafíos», porque en Canadá «existe discriminación sistémica» y las minorías raciales que viven en ese país se enfrentan a ese problema «durante toda su vida».

(RT)   

Comentarios Facebook