La llegada del COVID-19 ha afectado un miles de venezolanos migrates en Colombia, en Bogotá un centenar de ellos se encuentran varados en campamentos improvisados, esperando que alguna autoridad le de ayuda para volver a su patria.

Los venezolanos se encuentran en las zonas verdes de la autopista norte de la capital colombiana, ya que se encuentran sin recursos para volver. Los campamentos no tienen ninguna condición higiénica para habitar, no cuentan con agua potable ni baños para cumplir con sus necesidades.

“Me cambió la vida 180 grados y los recursos que teníamos se nos acabaron. Donde vivíamos nos sacaron por no pagar el arriendo, no pudimos pagar los servicios. El coronavirus ha sido un golpe duro, es una gran pesadilla y no sabemos cuándo saldremos de ella”, dijo al equipo The Associated Press quienes se acercaron al sitio.

En el campamento no se ha detectado algún contagiado, muchas de estas familias se están planteando caminar hasta Cúcuta, unos 557 kilómetros aproximadamente.

En la frontera cada nación tiene sus métodos sanitarios, sobre todo en la cantidad de personas permitidas para pasar por migración. En Venezuela los conciudadanos deben cumplir un protocolo de 14 días en frontera, y luego 14 más en su ciudad destino. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook