La noche de este jueves 04 de junio, cuentahabientes venezolanos del banco estadounidense Wells Fargo recibieron en sus correos electrónicos una comunicación de la entidad en la que se anunciaba que a partir del próximo 26 de junio, no podrán enviar ni recibir pagos a través de la plataforma Zelle

«A partir del 26 de junio será removida su posibilidad en enviar y recibir pagos con Zelle mediante Wells Fargo. Wells Fargo realiza revisiones continuas de sus relaciones de cuenta y ha decidido finalizar el acceso a este servicio según lo establecido en la sección 28(b) del Acuerdo de Acceso en línea y sección 6.B del anexo de servicio de transferencia Zelle», se traduce el texto recibido, que ha sido divulgado por los afectados a través de las redes sociales.

La noche de este jueves 04 de junio, cuentahabientes venezolanos del banco estadounidense Wells Fargo recibieron en sus correos electrónicos una comunicación de la entidad en la que se anunciaba que a partir del próximo 26 de junio, no podrán enviar ni recibir pagos a través de la plataforma Zelle

«A partir del 26 de junio será removida su posibilidad en enviar y recibir pagos con Zelle mediante Wells Fargo. Wells Fargo realiza revisiones continuas de sus relaciones de cuenta y ha decidido finalizar el acceso a este servicio según lo establecido en la sección 28(b) del Acuerdo de Acceso en línea y sección 6.B del anexo de servicio de transferencia Zelle», se traduce el texto recibido, que ha sido divulgado por los afectados a través de las redes sociales.

Las normas que invoca el banco, se refieren específicamente a las condiciones que rigen el finiquito del servicio y en tal sentido, la sección 28(b) del Acuerdo de Acceso en Línea del Wells Fargo establece que la entidad podrá «dar por terminado este contrato y/o su acceso a cualquier cuenta elegible o servicio financiero por internet a través del servicio, en su totalidad o en parte, en cualquier momento y sin previo aviso». 

Asimismo, la sección 6.B del anexo de servicio de transferencia Zelle versa sobre las consecuencias de violentar alguno de los términos o condiciones establecidos en el anexo o bien se detecten transacciones fraudulentas o no autorizadas vinculadas con la cuenta de la que provienen los fondos, una cuenta de depósito o la utilización misma del servicio de transferencia. 

En tales circunstancias, el contrato obliga al cliente a aceptar que la entidad bancaria suspenda o de por terminado el «servicio de transferencias» –Zelle– «en cualquier momento» y se reafirma que es su prerrogativa «suspender o dar por terminado el servicio», según su «exclusivo criterio, en cualquier momento y sin previo aviso» a ninguno de los involucrados en la operación. 

Sin embargo, todavía no parece estar suficientemente claro a quiénes afectará la medida, toda vez que, de acuerdo con la información aportada por los usuarios en la red, han recibido el correo de anuncio de suspensión del servicio, clientes venezolanos de Wells Fargo residenciados dentro y fuera del país, independientemente si hacen o no uso de la plataforma Zelle, mientras que otros que viven en Venezuela y poseen una cuenta en el mencionado banco, aún no reciben la advertencia. 

Asimismo, a contrapelo de las informaciones no confirmadas que circulan, hasta el momento, ningún otro banco estadounidense ha adoptado una resolución similar. 

En términos concretos, de implementarse esta medida y de extenderse a otras entidades bancarias de los Estados Unidos, afectará a miles de venezolanos que realizan transas digitales en divisas, algo que, según algunos opinadores económicos de la oposición, es probable que acontezca en el futuro cercano. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook