El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió este viernes que el país suramericano podría abandonar la Organización Mundial de la Salud (OMS), si el organismo no deja de lado sus «prejuicios ideológicos».

«Estados Unidos salió de la OMS. Nosotros estudiamos [hacerlo] en el futuro», dijo el mandatario brasileño. «O la OMS trabaja sin el sesgo ideológico, o nos vamos también», agregó Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió este viernes que el país suramericano podría abandonar la Organización Mundial de la Salud (OMS), si el organismo no deja de lado sus «prejuicios ideológicos».

«Estados Unidos salió de la OMS. Nosotros estudiamos [hacerlo] en el futuro», dijo el mandatario brasileño. «O la OMS trabaja sin el sesgo ideológico, o nos vamos también», agregó Bolsonaro.

El ultraderechista brasileño reaccionó así a la salida de EE.UU. del organismo por los presuntos vínculos demasiado estrechos con China y por las deficiencias de la OMS en el manejo del brote de covid-19.

«Debido a que no han hecho las reformas solicitadas y necesarias, hoy terminaremos nuestra relación con la OMS», anunció el presidente de EE.UU., Donald Trump, el pasado viernes 29 de mayo.

En el Palacio de Alvorada, en Brasilia, Bolsonaro instó a la OMS a dejar de ser «una cosa política, partidaria«. 

Bolsonaro y la OMS

Sin embargo, detrás de estas acusaciones, está una tensa relación entre la OMS y Bolsonaro, quien ha sido muy criticado por su gestión durante la pandemia del coronavirus. 

A mediados de mayo, Margaret Harris, vocera de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que las advertencias que hizo el organismo desde el principio de la epidemia no fueron tomadas en serio por Brasil y EE.UU.

No obstante que la OMS hizo un llamado a los países para implementar medidas de aislamiento social obligatorio para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2, Bolsonaro se refirió al coronavirus como un «resfriadiato» y dio prioridad a la apertura de la economía.

Conforme aumentaban exponencialmente los casos confirmados de coronavirus en Brasil, Bolsonaro se enfrentó con gobernadores y alcaldes del país, calificándolos de «mierda» por imponer cuarentenas en sus territorios para contener los contagios.

La postura del mandatario brasileño frente a las recomendaciones de la OMS provocó una crisis al interior de su Gobierno. Dos ministros de Salud, Luiz Henrique Mandetta y Nelson Teich, renunciaron entre marzo y abril por discrepancias con Bolsonario sobre el manejo del brote.

(RT)

Comentarios Facebook