Multitudinarias marchas de protesta contra el racismo y la brutalidad policial llenaron varias ciudades de EEUU. Decenas de miles de personas marcharon pacíficamente en escenarios muchas veces más festivos que de tensión. La manifestación más grande se realizó en Washington, mientras la Casa Blanca ha sido blindada para evitar mayores disturbios.

Más de una semana después del inicio de las protestas en EEUU, las autoridades informaron que la jornada del sábado 6 de junio ha sido la más concurrida desde la muerte de George Floyd. Los manifestantes se reunieron en decenas de ciudades de costa a costa.

La protesta más grande se efectuó en la ciudad de Washington, donde miles de personas de todas las edades, géneros y etnias salieron a las calles céntricas. Se organizaron manifestaciones cerca del Lincoln Memorial y la Casa Blanca, donde los participantes rezaron, bailaron y cantaron para exigir justicia, igualdad y el fin de la brutalidad policial. Las protestas se producen en honor a George Floyd, un afroamericano cuya muerte bajo custodia provocó una campaña a nivel nacional.

Muchos grupos se dirigieron hacia la Casa Blanca, que fue reforzada con una nueva cerca y medidas extra de seguridad. Los responsables de seguridad han levantado una valla en el perímetro de la residencia presidencial. Los parques que rodean a la sede presidencial, normalmente accesibles, están ahora cerrados al público.

Marchas similares también se registraron en Nueva YorkMiamiChicagoLos Ángeles o Filadelfia. En Miami, las manifestaciones se ampliaron hasta el club de golf de Trump. Manifestantes pacíficos cruzaron el puente Golden Gate, en San Francisco, y el puente Brooklyn, en Nueva York. Recorrieron los bulevares de Hollywood y la calle del centro de Nashville, en Tennessee.

Las manifestaciones se ampliaron también a otros continentes con marchas en ciudades como LondresPretoriaParísBerlín o Sidney.

La mayor jornada de protestas en EEUU transcurrió con relativa tranquilidad en EEUU y muchas ciudades han comenzado a levantar los toques de queda que las autoridades impusieron debido a las oleadas iniciales de incendios, agresiones y saqueos a negocios. Las autoridades han reducido las restricciones y también el número de arrestos.

(Sputnik)

Comentarios Facebook