José Luis Rodríguez Zapatero pidió una mayor colaboración entre Latinoamérica y China para avanzar en la integración latinoamericana y afianzar un orden mundial multipolar con el que responder mejor a desafíos como el de la pandemia de COVID-19. También subrayó la necesidad de hacer ver a EEUU la inviabilidad de su apuesta por la excepcionalidad.

El expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su intervención el pasado 15 de mayo en el V Encuentro del Grupo de Puebla, abogó por una mayor integración latinoamericana, así como una respuesta más unitaria frente a la pandemia de COVID-19.

El encuentro, sostenido por videoconferencia, reunió entre otros al presidente argentino Alberto Fernández, al premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y a los también expresidentes Ernesto Samper (Colombia), José Mujica (Uruguay), Lula da Silva y Dilma Roussef (Brasil), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) y Fernando Lugo (Paraguay). En el transcurso de la tertulia, que giró alrededor de temas como la paz, la economía y la pandemia, el exmandatario español pidió un «paréntesis humanitario» con el que aliviar los bloqueos económicos impuestos por EEUU a Venezuela y Cuba, con el fin de que estos países puedan atajar en mejores condiciones la pandemia de coronavirus.

Sobre la necesidad de un mundo multipolar fuerte

El socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que encabezó la presidencia del Gobierno de España entre 2004 y 2011, lamentó que ninguna de las principales organizaciones internacionales haya solicitado tal paréntesis, el cual el país norteamericano denegó desde un principio.

Zapatero exhortó a avanzar en la integración latinoamericana, que de haber sido mayor podría haber generado un «fondo común» para hacer frente a la pandemia. En un contexto de «debilidad multilateral espectacular», el socialista español defendió el reforzamiento de las principales organizaciones internacionales y un diálogo más profundo con China como vía hacia un orden definitivamente multipolar. A tal fin, Zapatero subrayó la necesidad de recuperar:

«Instituciones como Naciones Unidas, como la OMS, como el FMI, con más poder, con más potencia, con más gobernanza real, tenemos que hacer que China y, ojalá, la Unión Europea ―muchos trabajamos en esa dirección― pongan a Estados Unidos en un situación imposible».

El exmandatario español señaló la situación de incertidumbre que puede apoderarse de Estados Unidos a consecuencia de la gravedad de la pandemia de COVID-19 en ese país. «Seguramente, lo más interesante en términos políticos es ver cuál es el efecto, cuál va a ser el efecto de esta situación en Estados Unidos, el efecto político y social», declaró. «En algún momento el America first y el Brexit, que han generado este movimiento unilateral, tendrán que darse le vuelta», afirmó, señalando la poca conveniencia de las políticas de excepcionalidad de EEUU y Reino Unido en medio de la gran crisis sanitaria que asola al mundo.

Sobre el proceso de paz en Colombia

La V reunión del Grupo de Puebla también versó sobre la paz en Colombia, sobre cuyo proceso Zapatero  denunció «la irresponsabilidad de aquellos que creen que el único destino de la Humanidad es pelearnos».

El socialista español aludía así tanto a las trabas que dificultan el desarrollo del proceso como a la reciente ola de asesinatos de líderes sociales en el país sudamericano aun en medio de la pandemia. El expresidente se mostró convencido de que las iniciativas planteadas en el marco del Grupo de Puebla puedan conformar una «semilla de esperanza», tanto para Latinoamérica como para España, «donde la izquierda va a seguir unida y el Gobierno va a aguantar con fuerza», dijo, aludiendo así a la presión sin precedentes que está soportando el Ejecutivo de coalición, liderado por el también socialista Pedro Sánchez.

Fundado en 2019, el Grupo de Puebla es un foro político y académico creado en la ciudad mexicana homónima que en forma de agrupación internacional congrega a políticos progresistas de 14 países, así como a diversos referentes sociales y académicos. Su objetivo es la articulación de modelos de desarrollo para la ejecución de políticas de Estado de carácter progresista y unitario.

(Sputnik)

Comentarios Facebook