La compañía estatal brasileña Petrobras ha afirmado que no contratará buques petroleros que operaron en Venezuela durante el año pasado, argumentando las sanciones impuestas por EEUU a Caracas, informa Reuters, citando un correo electrónico de la empresa.

«Recientemente hemos reiterado a nuestros proveedores que no aceptaremos ofertas de barcos que hayan operado en Venezuela durante el período de sanciones (12 meses)», reza el texto de la compañía.

Asimismo, Petrobras agregó que evitará contratar barcos que no cumplan con las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de EEUU. Estas medidas han intentado durante mucho tiempo sofocar el sector petrolero de Venezuela, la principal fuente de ingresos del país.

Además de apuntar a la principal petrolera estatal venezolana, PDVSA, Washington también ha incluido en la lista negra a los buques que transportan crudo de ese país. De hecho, el 2 de junio la OFAC anunció sanciones a cuatro navieras por apoyar a Caracas en el comercio del combustible.

En ese momento, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, argumentó que «el régimen ilegítimo de (Nicolás) Maduro ha contado con la ayuda de las compañías marítimas y sus buques para continuar la explotación de los recursos naturales de Venezuela para el beneficio del régimen».

Decenas de petroleros en la mira de futuras sanciones

Semanas atrás, un funcionario estadounidense dijo a Reuters que EEUU está considerando imponer sanciones a decenas de petroleros extranjeros por comerciar con Venezuela. Podrían verse afectados 25 supertanqueros, con capacidad para transportar 2 millones de barriles de petróleo, y 17 buques más pequeños, según las fuentes.

(RT)

Comentarios Facebook