Martin Gugino —el manifestante, de 75 años, que se golpeó la cabeza contra el suelo tras ser empujado por dos miembros del equipo de respuesta de la Policía de Búfalo (Nueva York)— permanece hospitalizado, no puede caminar y tiene el cráneo fracturado, según su abogada, Kelly Zarcone.

«No tengo libertad para dar más detalles en este momento que no sea confirmar que su cráneo resultó fracturado», dijo la letrada a la CNN. «Si bien todavía no puede caminar, pudimos mantener una breve conversación antes de que se cansara demasiado», agregó Zarcone.

Los agentes que provocaron la caída de Gugino, mientras participaba de forma pacífica en las manifestaciones de Black Lives Matter el pasado 5 de junio, fueron formalmente acusados de asalto y suspendidos. Todos los miembros del equipo de respuesta del Departamento de Policía de Búfalo, 57 efectivos, renunciaron el mismo día en protesta por la suspensión sin paga de sus dos compañeros.

El suceso tuvo una gran resonancia en EEUU, que está envuelto en manifestaciones masivas contra el racismo y la brutalidad policial tras la muerte de George Floyd a manos de un agente. No obstante, el presidente Donald Trump sugirió que Gugino «cayó más fuerte de lo que lo empujaron». «Estaba apuntándoles con un escáner. ¿Podría ser una trampa?», tuiteó.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, luego comentó que se sintió «asqueado» por esta declaración del mandatario y la tachó de «imprudente, irresponsable y cruel».

(RT)

Comentarios Facebook