Durante la edición 107 del programa Desde Donde Sea, transmitido el pasado lunes 15 de junio a través de las redes sociales, el filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela aclaró que la designación de autoridades electorales por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha sido durante los últimos 20 años, norma y no excepción, como pretendió asegurar cierto sector de la oposición. 

Al respecto, Pérez Pirela recordó que durante este período el Consejo Nacional Electoral (CNE) había organizado prácticamente una elección anual y que su transparencia había sido reconocida por la Fundación Jimmy Carter, dirigida por el expresidente estadounidense homólogo, quien valoró al sistema electoral venezolano como «el más perfecto de La Tierra». 

Durante la edición 107 del programa Desde Donde Sea, transmitido el pasado lunes 15 de junio a través de las redes sociales, el filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela aclaró que la designación de autoridades electorales por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha sido durante los últimos 20 años, norma y no excepción, como pretendió asegurar cierto sector de la oposición. 

Al respecto, Pérez Pirela recordó que durante este período el Consejo Nacional Electoral (CNE) había organizado prácticamente una elección anual y que su transparencia había sido reconocida por la Fundación Jimmy Carter, dirigida por el expresidente estadounidense homólogo, quien valoró al sistema electoral venezolano como «el más perfecto de La Tierra». 

Adicionalmente, precisó que durante los últimos 20 años se han seleccionado cuatro rectorías para el CNE y que en tres ocasiones tales designaciones han corrido por cuenta del TSJ. 

«Es decir, que la elección del Consejo Nacional Electoral por parte del Tribunal Supremo de Justicia, no es la excepción, es la regla, que, además, se encuentra inscrita en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela», subrayó, destacando la legalidad del más reciente proceso de designación de autoridades electorales, pues se trataba de «la única solución constitucional» disponible.

Para explicar lo establecido al respecto en la Carta Magna, detalló: «En el caso de que por motivos políticos, no logren ponerse de acuerdo los (…) diputados de la Asamblea Nacional y no logren tener las dos terceras partes, no hay ningún problema: el Tribunal Supremo de Justicia, que es el poder judicial máximo, por encima de las partes políticas, tomará la decisión». 

(LaIguana.TV)

 
Comentarios Facebook