Un bebé de 10 meses falleció por ahogamiento, luego de caer en un tobo de agua en su vivienda, localizada en el barrio El Espejo II de la ciudad de Barcelona, informaron medios locales del estado Anzoátegui
 
El suceso ocurrió durante la tarde de este martes 16 de junio y de acuerdo con la versión de un familiar, el niño estaba jugando con otros infantes y cuando los adultos percibieron su ausencia, emprendieron de inmediato su búsqueda y lo encontraron hundido dentro del recipiente, en el que, presumen, se cayó accidentalmente. 
 
Trascendió que las autoridades levantaron el cuerpo del infante y lo trasladaron a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), con el propósito de realizarle la autopsia de ley y aplicarle pruebas forenses. 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook