Han tardado un mes, pero Elon Musk y su esposa Grimes por fin se han puesto de acuerdo -entre ellos y con las autoridades del estado de California- acerca de cuál será el nombre de su primer hijo en común. Según su certificado de nacimiento, al que ha tenido acceso el portal TMZ, el niño se llama legalmente X AE A-XII Musk.

La primera opción de la pareja para bautizar a su retoño era X Æ A-12, según desveló su padre en las redes sociales cuando anunció su nacimiento.

Esa combinación de letras y números era un homenaje al interés compartido de sus padres por la inteligencia artificial -representado por la grafía Æ-, al avión de reconocimiento A-12 construido por la CIA en los años sesenta, que era conocido como «Archangel» y coincide por tanto con el título de una de las canciones favoritas de la cantante; y a la variable universal, representada por la letra X inicial.

Unos días después de la llegada al mundo del bebé, su madre desveló que habían decidido cambiar el dígito numérico por números romanos, probablemente para intentar que fuera aceptado por los funcionarios del registro correspondiente, aunque ella opinaba que esa versión del nombre -X Æ A-XII- quedaba mucho mejor.

Sin embargo, parece que al final también tuvieron que renunciar a la ligadura de las letras A y E, que se utiliza en el alfabeto latino y griego y que Grimes explicó en su momento que se trataba de una transcripción en ortografía élfica de «Ai», una palabra que significa amor y/o inteligencia artificial.

Ahora se ha reabierto el misterio de cómo se pronuncia el nombre de su hijo, X AE A-XII, y si la parte final sigue siendo muda, tal y como había afirmado Grimes en Twitter hace unas semanas.

Elon Musk, nacido en Sudáfrica pero nacionalizado canadiense y estadounidense, es un multimillonario cofundador de PayPal, Tesla Motors y SpaceX, entre otras empresas.

En febrero de 2020 su fortuna se estimaba en 43 mil 300 millones de dólares, lo que le convertía en la 19.ª persona más rica del mundo.

La relación con su esposa, la cantante canadiense Grimes (nombre artístico de Clarice Boucher) comenzó también de una manera extraña: intercambiando chistes en sus redes sociales sobre inteligencia artificial, música, cíborgs o tecnofuturismo.

(Agencias)

Comentarios Facebook