Como parte de la política de paz que ha impulsado el presidente de la República, Nicolás Maduro, este lunes 22 de junio se desarrolló en el país una nueva reunión con representantes de la Mesa de Diálogo Nacional —que incluye a integrantes del gobierno y de la oposición democrática— en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

De acuerdo con el propio mandatario nacional, los temas de debate giraron en torno al proceso de convocatoria para las elecciones legislativas de este año (periodo 2021-2025), el rechazo a las acciones coercitivas del imperio norteamericano, entre otros tópicos en pro al bienestar del pueblo.

“Hemos estado viendo todo el desarrollo de este segundo semestre, todo el proceso de convocatoria y participación de elecciones, de lo que será la nueva Asamblea Nacional que el pueblo de Venezuela va a elegir de manera libre, diversa, plural, democrática”, subrayó el jefe de Estado.

El mandatario nacional recalcó que fue una reunión “intensa”, en privado, y que tuvo una duración de dos horas. Allí se escucharon “críticas, propuestas y soluciones” para que el país “camine hacia adelante”, acotó.

Al jefe de Estado lo acompañó la primera combatiente, Cilia Flores; la vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez; el vicepresidente Social y Territorial, Aristóbulo Istúriz, y el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez.

Por la bancada de la oposición venezolana asistieron: Timoteo Zambrano, diputado de las Asamblea Nacional (AN) y secretario general del partido político Cambiemos y Movimiento al Ciudadano; Javier Bertucci, presidente del partido Esperanza por el Cambio; Claudio Fermín y Rafael Marín, presidente y secretario general de la organización política Soluciones para Venezuela, respectivamente; Felipe Mujica y Segundo Meléndez, secretario general y representante respectivamente del partido Movimiento Al Socialismo (MAS), y Juan Carlos Alvarado, secretario general nacional de Copei.

Esta Mesa de Diálogo Nacional, recordemos, fue instalada el pasado 16 de septiembre y cuenta con la participación de actores de la oposición democrática del país, específicamente la que ha tomado distancia de los grupos políticos que han intentado desestabilizar el país mediante el apoyo de acciones violentas y coercitivas contra la nación.

Desde entonces, vale destacar, se ha trabajado bajo el esquema de la agenda consensuada que permitió la reincorporación de la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en la AN en desacato, la nueva conformación del CNE, la defensa del derecho legítimo de Venezuela sobre la Guayana Esequiba y el rechazo a las agresiones del Gobierno de Estados Unidos.

El llamado al diálogo es de vieja data: Acá un recuento

El jefe de Estado venezolano ha llamado a los diversos actores políticos, sociales, económicos y eclesiásticos de la nación a dialogar en más de 600 oportunidades desde asumió la Primera Magistratura del país, y todavía se mantiene abierto a esa posibilidad. Así lo ha manifestado en varias ocasiones ante los medios de comunicación nacionales e internacionales.

A continuación, un recuento de los procesos de diálogo en Venezuela:

2013: Desde el 14 de abril de 2013, tras la primera victoria electoral, el jefe de Estado expresó su voluntad de discutir junto a los diversos sectores sociales del país: “Soy presidente de todos los venezolanos, estoy interesado en establecer diálogo fructífero, constructivo”, dijo en el acto de juramentación de su primer gabinete, el 22 de abril.

2014: Tras finalizar los hechos violentos apoyados por la derecha venezolana en febrero, el presidente Maduro llamó a la oposición a instaurar un diálogo para resolver la tensión política del país. Para ese momento la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció que no asistiría.

2015: En octubre la MUD rechazó nuevamente el llamado y luego de las elecciones parlamentarias, que se realizaron en diciembre, el dignatario insistió en conversar, pero los dirigentes opositores continuaron en su negativa.

2016: En marzo de ese año se logra un consenso en la oposición y dicha dirigencia acepta a participar en el diálogo fuera del país. República Dominicana fue la sede y durante la primera reunión, Gobierno y oposición estuvieron acompañados de la Unasur y los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijo (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana), quienes fueron intermediarios.

2017: En septiembre, representantes del Gobierno y oposición iniciaron una reunión de dos días en Santo Domingo. El presidente dominicano Danilo Medina anunció que México, Chile, Bolivia y Nicaragua integrarán una comisión de seguimiento a las conversaciones y fijó la siguiente reunión para el 27 de septiembre. Ese día la oposición no acudió al encuentro y anunció que continuarán con la “fase exploratoria” del diálogo político con el Gobierno de Maduro una vez que “sean removidos los obstáculos”, reseñó VTV.

El 23 de diciembre la Comisión de la Verdad de Venezuela propuso excarcelar a más de 80 personas que fueron detenidas durante las protestas violentas de grupos radicales de la oposición, una solicitud de la oposición que el gobierno aceptó y cumplió.

2018: En enero, el Gobierno y la oposición se reunieron nuevamente y acordaron otro encuentro el 18 de enero en Santo Domingo. Luego de siete reuniones, el 06 de febrero las partes se encuentran en la capital de la nación caribeña y solo se esperaba la firma del acuerdo, que fue suscrito por la delegación del Ejecutivo, sin embargo, la oposición no hizo lo mismo, pues ese sector opositor decidió levantarse de la mesa luego de una llamada desde los Estados Unidos.

Así las coas, el mecanismo conciliador  entró en receso indefinido luego de que la delegación opositora desconociera el acuerdo a pesar de estar consensuados los puntos de ese documento, la oposición presentó otra propuesta al alegar que “no estaba obligada a firmar lo que ya estaba pactado en las conversaciones”.

2019: Barbados fue el epicentro del  nuevo proceso de diálogo entre representantes del gobierno y oposición de Venezuela, cuyo mecanismo fue amparado por el Reino de Noruega. Este intento también fue fallido, pues el autoproclamado “presidente interino”, Juan Guaidó, anunció el retiro de sus delegados de las negociaciones, las cuales estuvieron empañadas por el apoyo de esta representación a las sanciones contra Venezuela.

El 16 de septiembre de ese año un grupo de partidos de la oposición democrática, desligadas de la coalición más extremista, firmó un acuerdo con el gobierno en la sede de la Cancillería. Desde entonces, se han venido desarrollando reuniones y se han acordado medidas para encausar al país por la vía legal y constitucional. Uno de los puntos de agenda es la conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (ya logrado) y la realización de elecciones Parlamentarias, pautadas para finales de este 2020.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook