Medios colombianos informaron que el venezolano Jonathan Manuel Chacón (30) fue asesinado a machetazos en una vivienda del barrio Villa Los Alpes de Bogotá el pasado domingo 21 de junio mientras intentaba defender a una compatriota en una riña callejara. 

De acuerdo con la versión aportada por Delfina Páramo, suegra del occiso, Chacón caminaba por la Calle 71 A Sur, a la altura de la Carrera 23, al sur de la capital neogranadina, cuando decidió ingresar en una casa del sector en el que maltrataban a una venezolana, con el propósito de defenderla.

Según Páramo le relató a una emisora local, Jonathan Marín fue encerrado en una vivienda próxima a donde sucedió la reyerta, mientras los agresores le gritaban que «no saldría vivo» de allí, amenaza que cumplieron, porque recibió severas heridas de machete en su cabeza, brazos, piernas y rostro. 

Marín fue trasladado de inmediato al Hospital de Meissen, pero dadas las malas condiciones en que se encontraba, los galenos de turno decidieron remitirlo al Hospital Kennedy, en donde falleció a las 5:30 de la mañana del lunes 22. 

Lo más lamentable es que su acción heroica no impidió el homicidio de Virginia Yerami Pérez (23), la compatriota por la cual arriesgó la vida.

Cristian Pérez, hermano de esta segunda víctima, le contó a Alerta Bogotá que ambos se encontraban en su vivienda y al escuchar una alharaca en las inmediaciones, decidieron salir a investigar qué sucedía. Allí se toparon con el vecino de la casa del frente, de nombre Johan David Vallejo (22), conocido en el sector con el mote de «El Hijo del Caleño», quien, sin mediar palabras, se le encimó a Virginia con un cuchillo en la mano, hiriéndola mortalmente en el cuello. 

Pérez le contó a una radio bogotana que llevó a su hermana a un hospital cercano para que fuera atendida, pero el corte le comprometió la arteria carótida y los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Asimismo, aclaró que Johatan Manuel Chacón no tenía una relación sentimental con su pariente. 

Trascendió que Virginia Pérez dejó tres hijos menores y que residía legalmente en Colombia, donde se ganaba la vida por medios honestos. 

Las autoridades capturaron en el sitio al doble homicida y según expertos referidos por la prensa del vecino país, el crimen cometido por Vallejo contempla una pena de al menos 28 años de prisión. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook