Legisladores republicanos estadounidenses están haciendo un esfuerzo por cubrirse la cara en público, tomando distancia de las prácticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien es reacio a utilizar una mascarilla, en momentos de un fuerte incremento de los casos de COVID-19 en el país.

El líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo el lunes que todos los ciudadanos tienen la responsabilidad de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para ayudar a frenar la propagación del coronavirus.

“Deberían usar una mascarilla”, dijo McCarthy a CNBC después de que su estado natal, California, comenzó a revertir los esfuerzos para reabrir la economía por un aumento acelerado de las infecciones. “Si no pueden distanciarse socialmente, deben llevar una mascarilla y ser respetuosos el uno con el otro”.

El senador republicano Tim Scott, de Carolina del Sur, otro estado donde los casos se están disparando, publicó un mensaje similar en Twitter. “¡Aliento a todos a que USEN SUS MASCARILLAS!”, afirmó.

En todo el país, la resistencia a las medidas de salud pública ha adquirido un matiz partidista.

Una encuesta de Reuters/Ipsos realizada en mayo encontró que solo un tercio de los republicanos estaba “muy preocupado” por el virus, en comparación con casi la mitad de los demócratas. Trump evita usar mascarilla en público, mientras que su rival demócrata para las elecciones de noviembre, Joe Biden, generalmente lleva una.

Si bien varios políticos republicanos han empezado a usar mascarillas, algunos han evitado insistir en que los estadounidenses se cubran la cara en público, argumentando que se trata de una elección personal.

Esto ha comenzado a cambiar a medida que los casos de coronavirus en el país se disparan a niveles récord día tras día, lo que llevó a estados liderados por los republicanos-como Texas y Florida- a volver a imponer restricciones, como el cierre de bares recientemente reabiertos.

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

(El Comercio)

Comentarios Facebook