Este lunes 29 de junio, Miguel Ángel Pérez Pirela dedicó la edición 120 de Desde Donde Sea a disertar sobre la situación sociopolítica y económica en los Estados Unidos, al calor de los venideros comicios electorales del 3 de noviembre. 

El tema, explicó el filósofo, cobra relevancia, toda vez que esa nación considera a América Latina y el Caribe como su «patio trasero» y en la región no está instalada una cultura de estudio de ese país, aún cuando existen prácticas imperialistas y pretensiones de sojuzgamiento evidentes. 

Este lunes 29 de junio, Miguel Ángel Pérez Pirela dedicó la edición 120 de Desde Donde Sea a disertar sobre la situación sociopolítica y económica en los Estados Unidos, al calor de los venideros comicios electorales del 3 de noviembre. 

El tema, explicó el filósofo, cobra relevancia, toda vez que esa nación considera a América Latina y el Caribe como su «patio trasero» y en la región no está instalada una cultura de estudio de ese país, aún cuando existen prácticas imperialistas y pretensiones de sojuzgamiento evidentes. 

En ese sentido, refirió que en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos –que, a la sazón, cuenta con el catálogo bibliohemerográfico más grande del mundo– se encuentran catalogadas las prácticas culturales en las naciones latinoamericanas por países, regiones y municipios, porque asumen que esos países no solamente son «su patio trasero», sino que tienen la clara conciencia de que pueden modificar su realidad política.

Por ello, enfatizó en que analizar lo que sucede en los Estados Unidos, a saber: la pandemia, las elecciones, la política exterior, es fundamental para los latinoamericanos y no solamente para entender el curso de la historia actual. 

Los desaciertos de una campaña 

Pérez Pirela comenzó aludiendo al mitin de inicio de la campaña electoral de Donald Trump, pautado para el fin de semana del 21 de junio en Oklahoma y que resultó en fiasco, luego de que jóvenes se organizaran a través de la red Tik-Tok para adquirir entradas, con el deliberado propósito de no asistir. 

Los organizadores, relató, esperaban a unas 19.000 personas y finalmente, solo concurrieron unas 5.000 y los medios de comunicación reflejaron a un mandatario hablando ante una audiencia precaria. 

Paralelamente, el poder judicial –una de las muchas instancias a las que Trump se ha enfrentado–, detuvo la deportación de niños y jóvenes que su administración ordenó en medio de la pandemia de Covid-19.

El experto también aludió a las diferencias que ha tenido el gobernante con la Organización Mundial de la Salud y con la Corte Internacional de Justicia, amén de los problemas con Joe Biden –su contendor en la carrera presidencial– y con el expresidente Barack Obama, que es la figura tras Biden. 

Donald Trump, explicó, «está encerrado en su narcisismo, en su ego y lentamente está empezando a entender que el tiempo de su reelección, está acabando». 

Empero, aunque todo pinta oscuro para el actual inquilino de la Casa Blanca, el también director de La Iguana.TV aclaró que la hipótesis que sostenía no era que Trump perdería las elecciones, pues aunque era cierto que la probabilidad de que perdiera los comicios de noviembre era alta, «en política, no se puede dar a nadie por muerto». 

A ese respecto, mencionó que el inicio del año prometía ser una especie de Tercera Guerra Mundial, producto del asesinato del general iraní Qassem Soleimani, aunque luego resultara ser un año signado por la pandemia de Covid-19

Empero, destacó, pero hoy Irán emitió una orden de captura internacional en contra de Donald Trump por el asesinato del alto mando de Teherán y solicitó el apoyo de la Interpol para tal cometido.

Desde su punto de vista, esto representa una respuesta sin precedentes y que obedece a la lógica de la estricta reciprocidad, pues Estados Unidos sanciona a países, a funcionarios, a familiares de funcionarios y a compañías asociadas con gobiernos que no le son dóciles y ahora Irán busca, vivo o muerto, al gobernante estadounidense. 

A su parecer, esto es un indicio de que las cosas están cambiando en la geopolítica y en la geoestrategia mundial. 

Más allá de la posibilidad de que se concrete o no esta orden de captura, el comunicador subrayó que era «tan simbólica como las listas de países terroristas que publica Estados Unidos», puesto que tanto el mandatario como otras 30 personas enfrentan cargos de asesinato y terrorismo bajo la ley iraní. 

Para ilustrar el verdadero peso de la orden de captura emitida por el Gobierno iraní, Miguel Ángel Pérez Pirela distinguió entre la política, las leyes y los símbolos. De este modo, sostuvo, «Irán gana la batalla simbólica al poner en las primeras planas del mundo que Donald Trump es buscado vivo o muerto», e importa poco si Interpol emite la alerta o no. 

Así las cosas y viendo el reacomodo de la correlación de fuerzas en el mundo, trajo a colación las declaraciones de la cancillera alemana, Ángela Merkel, quien sostuvo ante la Unión Europea: «Vamos a prepararnos para un mundo en el cual Estados Unidos» no va a ser una potencia mundial. 

Todo esto, en su parecer, tiene un correlato en la campaña electoral de Donald Trump, signada por graves errores, empezando por no postergar la Convención Nacional Republicana, pautada para el 28 de agosto en Florida, la misma Florida que muestra un incremento significativo de afectados y fallecidos por Covid-19.

Desde otro ángulo, mencionó una publicación aparecida en el medio estadounidense Politik, en el que se asegura que Trump estaría consciente de que está perdiendo la batalla por la reelección presidencia y se establecen como causas principales de su debacle el manejo de la pandemia y de las protestas raciales. 

Volviendo al auditorio de sillas vacías con el que se topó el mandatario en Oklahoma y a la sorpresa que experimentaron sus allegados y asesores electorales, comentó que tal sorpresa suponía que habían decidido ignorar que, al día de hoy, el país registra 2.586.844 infectados y 126.123 fallecidos por la Covid-19.

En el mismo artículo de Politik al que antes hizo referencia, se dice que Trump reconoció que podía perder, pues dijo que Biden podía ser su presidente, porque «algunas personas no me quieren».

En tanto, un exasesor político del mandatario cuya opinión fue recogida en esa publicación, afirmó que éste se enfrenta a la mayor derrota electoral para un presidente en ejercicio, algo que parece coincidir con las encuestas nacionales aparecidas en medios de comunicación como The Ney York Times, que indican que Donald Trump recibió menos del 40% del apoyo. Con esto, opinó, «necesitaría reconsiderar si debe continuar como candidato republicano».

Pérez Pirela puntualizó que «la reelección en los Estados Unidos es demasiado importante y casi natural», por lo que sería «una grandísima humillación que se pierdan las elecciones del segundo mandato» en tan adversas condiciones.

Por otro lado, los actuales asesores de Trump consultados por Politik, indican que derribar a Biden requiere una disciplina que el gobernante no tiene. Comentan que éste debe dejar de usar su cuenta en Twitter para vilipendiar a Bolton y debe dejar de atacar a los periodistas con epítetos racistas, misóginos y otras categorías discriminatorias. 

Más puntualmente, comentó que entre los muchos choques que hay entre Joe Biden y Donald Trump, hay uno que está cobrando especial interés: Rusia y los Talibanes. 

Según The New York Times, comentó el experto, Rusia es acusada de conspirar con el Talibán para matar a los estadounidenses en Afganistán. Ambas partes niegan los hechos y el Consejo de Seguridad de la Casa Blanca discutió el informe en marzo y no autorizó ninguna respuesta. 

Trump dijo que eran falsos los informes y dijo que nadie le informó de los ataques a las tropas estadounidenses en Afganistán. Atacó al diario y dijo que seguramente era una noticia falsa, como aquella que publicaron asegurando que había ganado la contienda de 2016, gracias a la intervención de Rusia. 

Como correspondía, su adversario también se pronunció sobre las acusaciones del New York Times y señaló que Trump, amén de haber fracasado en imponer sanciones en contra de Rusia, «siguió degradándose ante Vladimir Putin» y valoró su actitud como una «traición» al deber que tiene Estados Unidos como nación: «proteger y equipar a nuestras tropas, especialmente si éstas corren peligro».

En otra arista que, sin dudas influirá en el resultado electoral del venidero 03 de noviembre, Pérez Pirela resaltó que ambos candidatos rozan la octava década de vida y ello es elocuente acerca de las condiciones sociopolíticas dentro de los Estados Unidos, así como del escaso nivel de identificación que pueden tener los jóvenes del país con ellos, toda vez que es este sector el que encabeza las protestas antirracistas que sacuden al país desde hace semanas.

Del lado de los asesores, parece existir, en su criterio, un clamor a viva voz para que Trump «deje de jugar con su Twitter», debido al irrefutable efecto bumerán que tienen sus trinos sobre su popularidad. Inclusive, comentó, que activistas demócratas usan sus tuits para generar recursos financieros que serán empleados para alimentar la campaña de su rival. 

En otras palabras, han logrado rentabilizar los fallos del mandatario en su red social preferida, lo que se ve favorecido por el hecho de que, de acuerdo con los activistas, Donald Trump publica una media de 30 tuits por día. 

Aducen que es una forma de generar consecuencias directas por sus acciones y uno de ellos declaró: «cuanto más difundas el odio, menores serán tus probabilidades de reelección». 

El experto recordó que las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter, habían jugado un importante papel en el arribo de Trump a la presidencia, lo que explicaría, en alguna medida, su afición a las redes sociales, especialmente a Twitter. No obstante, esa misma sobreexposición habría sido la causa de sus fallos. 

Seguidamente, hizo un inventario de los «principales errores» cometidos por Trump en Twitter: 

-Estatuas confederadas: lamentó el derribo de estatuas consideradas símbolos del racismo y la esclavitud, admirada por grupos como el Ku Klux Klan.

-Confundió el premio Nobel y el Pulitzer y se quejó porque el Nobel no era dado a príncipes y a reyes, y si bien al advertir el error borró los tuits, The Washington Post logró capturarlos y se encargó de difundirlos.

-Cuando la revista Times elogió a Greta Thumberg como personaje del año, catalogó la decisión de ridícula y envió a la chica a trabajar el manejo de la ira y a ir al cine con amigos. 

Incluso, recordó el comunicador, contra todo buen juicio, el presidente estadounidense se atrevió a tocar en la mentada red social «temas tan álgidos como Corea del Norte y Kim Jong Un». 

En una ocasión, llamó a Kim –gobernante de un país con poder nuclear–, «gordo» y «bajito», mientras que en otra lo mentó «hombre cohete» y dijo que si su gobierno seguía sus ideas «no durarían mucho más».  

Como cabía esperar, Corea del Norte reaccionó a las ofensas y las valoró como una «declaración de guerra».

Sobre el manejo de la pandemia –algo sin lo cual, en su opinión «es imposible hacer un análisis de la política y la sociedad estadounidense», pues «ha sido el talón de Aquiles» y acaso la causa final de la posible derrota de Trump en noviembre- también refirió algunas declaraciones específicas que muestran su desacierto. 

Rememoró que el de Covid-19 en los Estados Unidos se identificó el 21 de enero y se trataba de una persona que visitó China, pero al día siguiente, Donald Trump dijo: «lo tenemos totalmente bajo control» y en marzo, mientras sus asesores y expertos de salud estimaban unos 200.000 muertos, declaró: «hemos hecho un gran trabajo».

Como añadido y pese a todas las alertas emitidas por las instancias competentes, esperó hasta el 02 de febrero para prohibir la entrada de quienes habían estado en China 14 días antes. Pero de acuerdo con una investigación adelantada por The New York Times, durante el mes de enero ingresaron al país unas 381.000 personas procedentes de China, en más de 1.300 vuelos y cuando la crisis se convirtió en pandemia, su respuesta fue atacar a China y a la OMS. A esta última, retiró los fondos de financiamiento el 15 de abril, precisó.

Por todo lo antes esgrimido, en su parecer, resulta cuesta arriba pensar que Donald Trump pueda ganar las elecciones de noviembre, concluyó

En Venezuela, avanzan las parlamentarias

Antes del cierre de la emisión Pérez Pirela dedicó un comentario a las elecciones legislativas, aún sin fecha definida, en las que habrá de elegirse la nueva Asamblea Nacional que se instalará el 5 de enero de 2021.

En ese sentido, mencionó que hoy el Consejo Nacional Electoral reveló la lista de organizaciones políticas que participarán en los comicios. Estas son: Avanzada Progresista, Copei, La Fuerza del Cambio, Movimiento al Socialismo, Movimiento Electoral del Pueblo, Movimiento Político Alianza para El Cambio, Renovadora Auténtica, Somos Venezuela, Partido Comunista de Venezuela, Patria Para Todos, Por la Democracia Social (Podemos), Tupamaro, Unidos Popular Venezolana (UPV), Partido Socialista Unido de Venezuela, Unidad Político Popular 89, Cambiemos-Movimiento Ciudadanos, Soluciones para Venezuela, Acción Ciudadana en Positivo, Esperanzas por el Cambio, Acción Democrática, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Unión y Entendimiento, Nueva Visión Para mi País y Generación Independiente. 

Libro del día

Pérez Pirela recomendó leer «Un mundo para Julius», novela del narrador peruano Alfredo Bryce Echenique.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook