Este miércoles, la agencia Reuters informó que la fracción minoritaria de la Asamblea Nacional encabezada por Juan Guaidó, designó a tres nuevos miembros de la «junta directiva ad hoc» de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), incluyendo entre ellos a uno de los gerentes participantes en el paro de 2002-2003, acción insurrecional que tenía como propósito derrocar al presidente Hugo Chávez y generó cuantiosas pérdidas a la nación.

De acuerdo con esta fuente, los nuevos miembros de esta «junta directiva ad-hoc» son Horacio Medina, exejecutivo de PDVSA y partícipe comprobado en el boicot petrolero;  «Javier Linares, que actualmente forma parte de una junta ad-hoc de otra subsidiaria de PDVSA responsable de las asociaciones con empresas extranjeras, y Luis Vilchez, un exgerente de proyectos de PDVSA». 

«La designación de los nuevos miembros se produce después de que algunos integrantes de la junta renunciaran hace un mes como el economista Alejandro Grisanti y la consultora de petróleo María Lizardo. Grisanti dijo en su carta de renuncia que tenía que volver a sus actividades profesionales después de 15 meses en la junta, dado que su cargo no fue compensado», explicó la agencia.

Cabe agregar que la «junta directiva ad-hoc» de PDVSA designada por Guaidó, tiene bajo su control los principales activos de la estatal petrolera en el extranjero y ha sido la artífice, en connivencia con José Ignacio Hernández, un «procurador» designado ad-hoc, de los despojos de las empresas Citgo y Monómeros.

Pese a toda la evidencia existente acerca de la apropiación indebida de activos del Estado venezolano por parte de este grupo, Juan Guaidó justificó estas designaciones aduciendo que «parte de su estrategia es defender los activos del país en el exterior, incluido el refinador estadounidense Citgo Petroleum Corp, filial de PDVSA y del cual están detrás acreedores que buscan cobrar deudas impagas», reseñó Reuters. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook