El oscarizado actor estadounidense Tom Hanks, quien contrajo el COVID-19 en marzo junto a su esposa, Rita Wilson, contó cómo vivió la peligrosa enfermedad.

En una entrevista con el periódico británico The Guardian, el intérprete de ‘Forrest Gump’ confesó que su mujer y él «tuvieron reacciones muy diferentes» al coronavirus.

«Mi esposa perdió el sentido del gusto y el olfato, tenía náuseas intensas y una fiebre mucho más alta que yo», declaró el actor. En cuanto al propio Hanks, tenía síntomas como «dolores corporales paralizantes» o una «fatiga constante».

«No podía concentrarme en nada por más de 12 minutos», reveló el actor, quien agregó irónicamente que «es su estado natural».

Hanks se encontraba en la ciudad australiana de Gold Coast filmando el largometraje biográfico Elvis, de Baz Luhrmann, cuando tuvo los síntomas del coronavirus.

Más tarde, su esposa y él ofrecieron su plasma para contribuir a la creación de una cura para el COVID-19.

(Sputnik)
Comentarios Facebook