La petrolera Relase, asentada en India, reanudará esta semana el transporte de crudo venezolano a cambio de diésel, en el marco de un convenio suscrito entre esa compañía y  Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) que elude las sanciones unilaterales impuestas por la Administración Trump, aseguró este viernes la agencia Reuters, aludiendo a una fuente de Relase y a un documento de envío de la estatal venezolana. 

«Reliance notificó al Departamento de Estado de EEUU y a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) sobre el intercambio de diésel y recibió la noticia de que las políticas que permitían la transacción aún estaban vigentes», le dijo la fuente de Relase a Reuters.

La agencia también sostuvo que, previamente, Relase insistió en que el intercambio de combustible por crudo estaba exento del creciente esquema de medidas coercitivas que ha impulsado Washington en contra de la industria petrolera venezolana y que persiguen como propósito el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.

Si bien desde la Casa Blanca se ha dicho que las sanciones sobre el comercio de crudo no abarcan las transas en las que se intercambia combustible o alimentos o para cancelar deudas, en los últimos meses el Departamento del Tesoro ha sometido a múltiples presiones y ha amenazado con sancionar a las empresas de transporte, refinación y seguros que han intentado concretar intercambios con PDVSA. 

Por otro lado, el gerente de NGM Energy, en un comunicado emitido a la agencia de noticias, aseveró el crudo venezolano será transportado hasta India en el tanquero Commodore y que «el envío se realiza en relación con el intercambio humanitario de petróleo por combustible diésel».

Asimismo, de acuerdo con Reuters, «todos los detalles de la transacción y el transporte fueron compartidos con las autoridades estadounidenses, quienes confirmaron que la política estadounidense que autorizaba tales transacciones se mantuvo vigente».

Haciendo referencia a un cronograma interno de carga proveniente de PDVSA al que habría tenido acceso esta fuente, el Commodore transportará 1,9 millones de barriles desde «el principal puerto petrolero venezolano», ubicado en la localidad de Jose (Anzoátegui) al noreste del país. 

Citando los datos aportados por el portal Refinitiv Eikon, Reuters aseveró que la embarcación de bandera liberiana estaría en el terminal anzoatiguense desde este jueves 09 de julio.

«Reliance tiene un acuerdo de intercambio para proporcionar diésel a Venezuela a cambio de combustible, pero no ha recibido una carga de crudo desde abril», se menciona en el texto de la agencia, lo que coincide con declaraciones previas que le habrían suministrado «fuentes de refinerías indias«, en las que se anunciaba una reducción de la compra de crudo de Venezuela por temor a las sanciones estadounidenses. 

El esquema de intercambio de crudo por diésel implementado entre PDVSA y Reliance es el mismo que adoptó la estatal petrolera venezolana con las empresas Repsol (España) y Eni (Italia), a las que la unen vínculos comerciales de larga data. 

En contraste NMG Energy estaría aumentando «las medidas para garantizar que los buques cumplan con las sanciones internacionales», luego de que el gobierno de Donald Trump no autorizara a sus buques para que comerciaran con Venezuela o transportaran crudo venezolano. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook