El filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela analizó lo que realmente se esconde tras los incendios que se registraron en la Amazonía en el 2019 y que ha generado graves consecuencias a las comunidades indígenas que habitan a lo largo y ancho del denominado pulmón vegetal del mundo, ya que involucraría negocios para la explotación minera, entre otros, propiciados por el presidente de Brasil Jair Bolsonaro. 

“Bolsonaro ha ofrecido 11.6 millones de hectáreas de la Amazonía a transnacionales para la explotación ilegal, ya se entiende mejor el tema de los incendios y porque se estaba incendiando la Amazonía”, explicó el comunicador durante la transmisión de su programa Desde Donde Sea.

Puntualizó que con esta criminal acción se estaba preparando el terreno para la minería, la siembra, y aprovechando para deforestar “estas parcelas que corresponden al 235 del total de áreas forestales del Estado, sembradas por  comunidades indígenas y campesinas que esperan por adjudicación de un porcentaje para poder habitarlas, mientras empresarios privados de la tala y los monocultivos están asentados en el territorio”.

Pérez Pirela preguntó: “¿Qué peste le cayó a Brasil con Bolsonaro (…) es un demente”.

Recordó que el actual presidente de Brasil durante su campaña electoral prometió que no reconocería un centímetro más de tierras indígenas. “Bolsonaro parte del principio de que las tierras de la Amazonía no son para los indígenas, sino para las transnacionales”.

El director del portal LaIguana.TV detalló que el grupo de presión parlamentario “bancada del buey” constituye la parte fundamental de apoyo para el mandatario brasileño y “pretende allanar el camino para el agronegocio ya que esto es una de las principales fuentes que suben el Producto Interno Bruto de Brasil”.

Manifestó que ante las irregularidades de Bolsonaro que van en perjuicio de los intereses del país el Ministerio Público se pronunció y solicitó la destitución del Ministro del Medio Ambiente del gabinete del gobernante carioca, Ricardo de Aquino Salles.

El MP argumentó que “Salles satisface intereses distintos a los de la cartera que representa y es responsable del desmantelamiento del sistema de protección ambiental del país”, mencionó el analista político.

Ante los hechos, sostuvo que todo lo descrito es parte de la anarquía institucional que existe en la actualidad en el llamado gigante del Sur, donde “ministros se pelean entre ellos y contra Bolsonaro, donde dimiten, donde partidos opositores  se unen con la justicia brasileña para tratar de frenar esta locura”.

De igual manera el MP “abrió una investigación sobre la presencia de efectivos militares y otros organismos estatales en territorio donde habitan las aldeas yanomami y yekuana, el hecho ocurrió el 30 de junio y 1 de julio, y puso en riesgo de contraer el Covid-19 a los habitantes”, precisó.

Agregó que en la actualidad estas poblaciones indígenas que se encuentran en la Amazonía tienen en un alto nivel de peligro de muerte debido a este tipo de acciones.

En este orden de ideas, Pérez Pirela citó textualmente las declaraciones que emitió el MP: “El objetivo es investigar la distribución de cloroquina en las comunidades indígenas y el ingreso a los territorios sin consultar previamente con sus pueblos, sin tener en cuenta la decisión de aislar a muchas de sus comunidades, la violación de las reglas de distanciamiento social, la presencia exclusiva de medios de comunicación en contacto con los mismos indígenas y la eficiencia de la operación con grandes recursos públicos”.

El comunicador indicó que la alarma se activó después de que el Ministerio para la Defensa de Brasil anunció que las comunidades indígenas estaban fuera del peligro ante el brote del Covid-19.

Por su parte, la Asociación Yanomami Hutukara, la cual representa a 27 mil miembros de esta etnia presentó un comunicado de rechazo y en el cual exigió medidas al MP para “comprobar la invasión ilegal de buscadores de metales preciosos que sería lo que realmente hacían allí los funcionarios castrenses,  estatales y del sector privado. Estaban buscando oro, y otros metales preciosos y en contra de la salud de los indígenas”, concluyó  el filósofo.

 

(LaIguana.TV)    

Comentarios Facebook