Luca Alini, un enfermero de Cremona (Lombardía, Italia) que estuvo combatiendo en primera línea la pandemia de covid-19 en la región, ha lanzado un mensaje de advertencia en Facebook recordando que el virus «no ha desaparecido por arte de magia» y que, de nuevo, están volviendo a «hospitalizar a pacientes con сovid con insuficiencia respiratoria grave».

En su publicación, que se ha vuelto viral en cuestión horas, pero que ya no se encuentra disponible, Alini explica que, aunque «la mayoría de la gente ahora piensa en el mar, las montañas, un aperitivo con amigos, un viaje de fin de semana», el virus «todavía existe», recogen medios italianos.

Si bien matiza que los casos son de momento limitados —»no como en febrero o marzo o primeros de abril»— el trabajador sanitario alerta de que el coronavirus «no se ha olvidado de hacer su trabajo» e «infecta a nuevos huéspedes para sobrevivir». A aquellas personas que afirman que el covid-19 «no existe», que «nunca existió», o que es «una invención de las compañías farmacéuticas o de algún otro lobby secreto fantasma», Alini les recuerda que el virus «no ha desaparecido mágicamente y que todavía está cosechando víctimas en otras partes del mundo».

«Solo aquellos que estuvieron allí lo pueden entender»

«Si alguien conoce a alguien que ha perdido a uno de sus seres queridos a causa del virus, que intente preguntar qué piensa de todo esto, del hecho de que haya personas que insisten en no usar la mascarilla», escribe el enfermero. En este sentido, destaca que, «en retrospectiva, es fácil hablar, especialmente para aquellos que no estuvieron en las salas en febrero, marzo y abril». «Lo que vimos y experimentamos en ese periodo no puede explicarse con palabras», afirma Alini, recalcando que «solo aquellos que estuvieron allí lo pueden entender».  

El trabajador sanitario, que también se contagió de coronavirus, confiesa que, aunque nunca tuvo síntomas y tiene anticuerpos, no se siente «en absoluto tranquilo», pese a que, en teoría, sería inmune.

«No estamos libres de covid, pero parece que no importa. Espero que todo lo que sucedió no se repita, por supuesto, pero nadie puede estar seguro de ello», se lamenta el enfermero. Según él, «la gran mayoría de las personas no se da cuenta de que el mundo está experimentando un evento que permanecerá en los libros de historia, para bien o para mal». 

Por su parte, Rosario Canino, directora de salud del hospital ASST de Cremona, constata que en los últimos días «ha habido una pequeña ola de nuevas entradas» y subraya la importancia de «mantener la guardia alta», en un momento en que «demasiadas personas ya se han quitado la mascarilla o la llevan en el cuello». «No nos rindamos ahora», concluye.

(RT)

Comentarios Facebook