Los llamados de las autoridades sanitarias mundiales y continentales son desesperados: América vive el peor momento de la pandemia de Covid-19 y en algunos países, la situación está completamente fuera de control.

El programa Desde donde sea, de Miguel Ángel Pérez Pirela, fue dedicado nuevamente al tema del coronavirus, que se expande peligrosamente tanto en Estados Unidos y Canadá como en América Latina y el Caribe.

«Es momento de máxima racionalidad, de afrontar este problema no desde el subjetivismo y la emotividad vacía, sino desde la inteligencia, la metodología y la responsabilidad de cuidarnos. El epicentro está en el continente americano. Principalmente EEUU y Brasil, pero otras naciones de América Latina tienen números muy preocupantes, incluyendo Chile, Argentina, Perú, Ecuador y México. En Venezuela hemos tenido la suerte (mitad suerte, mitad acción) de que la situación sea menos grave, pero la curva está subiendo. El mes de julio ha sido fatal para Venezuela. Si se le compara con hace mes y medio o dos meses, eso queda en evidencia», dijo el filósofo y comunicador.

«La Organización Mundial de la Salud advierte que en las Américas llevará tiempo controlar el Covid-19. Vamos a hablar claro. Si esta pandemia preocupó y preocupa al continente europeo, donde las pérdidas humanas fueron graves, teniendo sistemas sanitarios robustos (sobre todo en países como Francia, Inglaterra, Bélgica) imagínense lo que significa para Latinoamérica, donde los sistemas de salud son precarios. En países con sistemas tan débiles, esto es de pronóstico reservado. Y hay que insistir en la prevención individual porque ningún gobierno puede ser más efectivo que una ciudadana o un ciudadano que se cuida», expresó.

Las cifras demuestran que América ha pasado a ser el foco mundial de la pandemia. De 13 millones 26 mil 225 casos a escala mundial, los dos primeros países son de la región: 3 millones 352 mil 696 están en EEUU y 1 millón 864 mil 861, en  Brasil. Luego aparece Perú, en el quinto puesto, con 330 mil 127 personas infectadas; Chile en el sexto, con 317 mil 657; y México en el octavo lugar, con 299 mil 750.

Esto significa que cinco de los ocho primeros países son americanos. Con el número de fallecidos pasa más o menos lo mismo: tres de los cuatro primeros países están en América, puntualizó, consignando las cifras de la página web de la Johns Hopkins University:

EEUU: 135 mil 512

Brasil: 72 mil 100

México 35 mil 6 (en el cuarto lugar)

Pérez Pirela citó declaraciones del director ejecutivo para Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, quien advirtió que en los países de América Latina va a llevar tiempo controlar la situación epidemiológica, causada por la pandemia del Covid-19.

“Va a requerir recobrar la confianza, mejorar la comunicación. En algunas zonas pueden necesitar confinamientos localizados porque la transmisión está completamente fuera de control. Este funcionario señaló que todo depende en buena medida de cómo se comportan las personas en las Américas. Si la gente sigue acudiendo a sitios con muchas personas, sin llevar mascarilla, sin guardar las distancias, el coronavirus se va a seguir transmitiendo. Hay que aprender a convivir con este coronavirus, ya que esperar que desaparezca o que tengamos una vacuna que lo solucionará todo no es realista. Tendremos una vacuna pero no sabemos cómo de efectiva será ni a quién va a llegar».

Comentó el moderador del programa que este último punto es crucial, pues muchos países y laboratorios trasnacionales buscan la vacuna, pero una vez que se descubra, habrá que ver quiénes tendrán acceso a ella. «¿Llegará a los países del sur del mundo? Lo dudo», dijo.

También leyó las declaraciones del director general de la OMS, Tedros Adhanom, quien sentenció que la pandemia «va a ir peor, peor y peor si no se siguen las normas básicas para detener su propagación».

Más voces que claman

En esta emisión de Desde donde sea queda claro, una vez más, que la expansión del virus en la región no tiene entre sus causas la ausencia de alertas oportunas de los organismos con competencia en la materia.

Pérez Pirela presentó otra información publicada en las horas precedentes en la que se reseña que  Latinoamérica es la segunda región con más decesos por Covid-19.

“La Organización Panamericana de la Salud (OPS), informó este lunes que América Latina y el Caribe es la región más afectada del continente americano en lo referido al número de decesos por la pandemia del coronavirus. Ello la ubica en el segundo lugar mundial, tras Europa. El organismo sanitario regional detalló que hasta la fecha en América Latina y el Caribe se han producido 144 mil 758 decesos.

Entre los países de la región más afectados por el aumento de las muertes tras el brote de la Covid-19 se encuentran Brasil, México y Perú. Canadá tiene 8 mil 833, ubicándose después de Perú, y Chile.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, instó a los Gobiernos a estar alertas y extremar las medidas de prevención».

Medicamentos rusos

Entre tantas cifras y declaraciones preocupantes, consignó una esperanzadora: los países de América Latina serán los primeros en recibir el medicamento ruso contra el Covid-19. Leyó la noticia:

“Según Kiril Dmítriyev, director del Fondo de Inversión Directa de Rusia, Brasil y otros países de América Latina serán los primeros en recibir el medicamento ruso contra el Covid-19 denominado Avifavir.

Recibimos una solicitud de más de 50 naciones y, por supuesto, nuestra prioridad son aquellos países donde el número de infecciones por coronavirus está aumentando considerablemente. Esto es, por supuesto, Brasil y muchos otros países latinoamericanos», indicó Dmítriyev.

El Avifavir recibió un certificado de registro del Ministerio de Salud de Rusia y se convirtió en el primer medicamento contra el SARS-CoV-2 en el mundo que contiene el ingrediente activo favipiravir, que ha sido utilizado con éxito para tratar a más de 30.000 pacientes en 51 regiones de Rusia”.

En relación a ese mismo tema, ofreció una de última hora: el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador  planea utilizar el medicamento en México. «Ese ofrecimiento del Gobierno de Rusia, nosotros lo recibimos con gusto, y desde luego que estaríamos dispuestos a establecer comunicación, estamos dispuestos a eso», dijo el mandatario.

Pérez Pirela agregó que también existe otro medicamento experimental ruso llamado Coronavir, también creado con base en el antigripal favipiravir. En tono humorístico,  recomendó cambiarle el nombre, ya que mucha gente tendrá miedo de administrarse un fármaco con una denominación casi igual a la del virus mortal.

Leyó otro párrafo de la nota periodística, en la que se explica que Coronavir es una de las primeras drogas en Rusia y en el mundo que no aborda las complicaciones causadas por SARS-CoV-2, sino que combate el virus en sí mismo», según su fabricante, R-Pharm.

Reaperturas racionales

Insistió Pérez Pirela en la importancia de mantener en vigor y reforzar las medidas ya conocidas de cuarentena, distanciamiento físico y uso de mascarillas.

«Las medidas que se tomen en estos días van a determinar el éxito o el fracaso. La responsabilidad que tienen los dirigentes es mayor. La OPS advirtió que las reaperturas en las distintas naciones deberían tener lugar cuando la situación sanitaria esté controlada. Además, recomendó que las medidas de salud pública para detectar, rastrear, aislar casos y controlar nuevos brotes deberán mantenerse activa».

Comentó que en Colombia grupos de médicos le están exigiendo al gobierno que haga ya una cuarentena radical y no les hacen caso porque el gobierno de Duque, igual que otros de América Latina, sigue poniendo por delante los intereses de los sectores económicos poderosos. Citó:

«Catorce organizaciones médicas y científicas le pidieron a los gobiernos nacional y distrital de Bogotá, que se retome una cuarentena general estricta, por dos semanas, debido a la situación crítica en la que se encuentran las Unidades de Cuidado Intensivo, no solo en Bogotá sino en todo el país y la falta de equipos y personal suficiente para atender la emergencia.

La solicitud, firmada por la Federación Médica Colombiana, la Asociación Colombiana de Medicina Interna y Cuidados Intensivos, el Colegio Médico Colombiano y la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, entre otras, tiene como fin frenar la propagación del virus y disminuir la mortalidad de esta enfermedad en todo el país.

En el caso de Bogotá, hay disponibles 117 camas UCI, y este domingo ingresaron cerca de 57 personas ingresaron a estas unidades. En caso de que siga este ritmo, habría camas para apenas dos días en la capital. Apenas hay un 10 % de camas para pacientes que requieren UCI, y se ha empezado a evidenciar un colapso en las redes públicas y privadas».

Un participante acotó que en Barranquilla el cuadro es aún peor que en Bogotá.

Recalcando una reflexión que ha hecho en varios programas anteriores, el también director de LaIguana.TV señaló que los sistemas privados de salud, que cobran altísimas tarifas y honorarios en situaciones normales, con la pandemia se desentendieron y dejaron todo en manos del Estado. «En países presentados como ejemplo de democracia y éxito económico, como es el caso de Chile, no hay sistema público. El mundo está al revés», enfatizó.

Sobre el papel de las organizaciones internacionales especializadas, citó nuevamente a la directora de la OPS, Carissa Etienne, quien sostuvo que “la OPS ha apoyado a los países en todos los aspectos de la respuesta, proporcionando orientación, capacitación y suministros. En los últimos dos meses ha donado casi 5 millones de pruebas de PCR a la región y obtenido más de 10 millones de pruebas en nombre de los países”.

En contraposición al trabajo de la OPS y la OMS, censuró  la actitud odiosa del gobierno de Donald Trump, quien en medio de una pandemia ha puesto por delante sus precarias posibilidades electorales y ha usado a la OMS como su pera de boxeo. «Hay que apoyar a la OMS y la OPS sin intereses corporativos, gobierneros ni politiqueros sino pensando en el interés común», expresó.

Ahondando en la reprochable conducta del mandatario estadounidense, dijo que  tuvimos que llegar a este punto de más de 3 millones 350 mil infectados y más de 135 mil muertos en EEUU para que este fin  de semana Trump tuviera el espléndido y real gesto de ponerse la mascarilla. «En verdad me importa poco o nada lo que le pase a él o si contagia a su entorno. No tengo problemas en decirlo porque esa gente, en medio de una pandemia, se dedica a bloquear países, a sancionar, a atacar, a hambrear. Lo que sí me preocupa es el mal ejemplo que dio y que desgraciadamente hizo que muchos de sus conciudadanos tampoco se pusieran la mascarilla. Como lo que ocurrió con su recomendación  de inyectarse desinfectante.  Algunos ciudadanos estadounidenses, demostrando gran inteligencia, le siguieron el consejo y murieron».

Comparación de modelos

Pérez Pirela sostuvo que las cifras dan pie a comparaciones entre modelos políticos y económicos, más allá de la imagen que proyectan de unos y otros los grandes medios de comunicación.

«Cuba da cátedra de combate al Covid-19 si se le compara con Florida, que ya es el epicentro de la pandemia en EEUU. Es más, se puede comparar a Cuba solo con Miami y se verá la diferencia. En Miami hace poco abrieron las playas y se llenaron porque al parecer los que viven ahí se creen inmortales. Ya están encerrados de nuevo porque el rebrote fue terrible. Una cosa es que CNN digan que el modelo de EEUU es la pepa del queso y que el de Cuba no sirve, y otra cosa es la realidad. Causa estupor ver a los periodistas mayameros de derecha y ultraderecha que reportan desde Miami… Ya no saben qué decir para justificar lo que está pasando allá. En Cuba hay 2 mil 428 infectados y 87 fallecidos. En Miami Dade, que es apenas una parte de Miami, hay 64 mil 444 infectados y 1 mil 139 fallecidos. En Palm Beach, hay  21 mil infectados… Un desastre total».

Apuntó que igual comparación puede hacerse entre Colombia y Venezuela, dos países que reciben un trato muy diferente del sistema internacional capitalista y su maquinaria mediática. «Colombia tiene 150 mil 445 infectados y 5 mil 634 fallecidos, mientras Venezuela tiene 9 mil 465 infectados y 89 fallecidos. Pero es en Venezuela donde hay una crisis humanitaria, donde hay que tumbar al gobierno. A Colombia se le da todo, incluso préstamos internacionales cuantiosos y no se le sanciona, no se le bloquea. ¿Con qué se come eso? Aquí se está viendo claramente quién es quién. Se está viendo quién es el gobernador de Florida, un republicano rico y cachetón, y quién es Díaz-Canel. Quién es Duque y quién es Maduro. Se está viendo qué países han aplicado las medidas más exitosas».

El participante Luis Ricaurter 581 puso en duda las cifras que dan Cuba y Venezuela y aseguró que solo el presentador del programa cree en ellas.

«Estas son las cifras de Johns Hopkins University, pero si no las quieres creer estás en todo tu derecho. Si alguien quiere ponerse una venda y apretársela bien duro, todo el respeto para él. Yo cito a una de las más prestigiosas universidades de EEUU. Quizá tu prefieres creer en las cifras de Juan Guaidó desde el salón donde se reúne la junta de condominio de su edificio, el mismo que en estos días se escapó de la embajada de Francia donde lo tiene escondido el señor embajador, para hacer un video y decir que anda por la calle», respondió.

Trump «ayuda» a Guaidó

La parte final del programa estuvo dedicada a los actos de campaña de Trump en Florida, donde estuvo buscando los votos de la derecha más recalcitrante.

«Tuvo que hablar muy mal de Maduro y de Cuba. En Venezuela se dice ‘no aclares que oscureces’ y también se dice que ‘con amigos así no se necesitan enemigos’. Porque Trump,  trató de ayudar a Guaidó, pero terminó diciendo cosas que Guaidó, desde donde está escondido, debió decirle que no lo ayude tanto».

Pérez Pirela glosó las respuestas de Trump a un canal  de televisión latino de EEUU. “Trump dijo: ‘yo apoyo al que tenga el apoyo de los venezolanos. En este momento, Guaidó parece ser la persona elegida, pero perdió cierto poder’… Que Trump diga esto en medio de una campaña quiere decir que la cosa está peor de lo que pensábamos».

También hizo mención de las palabras de Trump, sobre el hecho de que Venezuela era un país rico hace 15 años, pero fue destruido por dos personas. «Tiene razón en que éramos un país rico y los venezolanos andaban por el mundo gastando dólares, y cada niño tenía su Canaimita fabricada en Portugal. No había sanciones ni bloqueo ni le habían robado su oro ni sus cuentas ni sus empresas. Trump es tan ignorante que quiere criticar a Chávez y a Maduro hablando de quince años atrás y sucede  que hace quince años ya Chávez tenía cinco gobernando, estábamos en la búsqueda del socialismo».

«Trump dijo que el sistema venezolano es malo muy malo. ¿Pero si es tan malo, por qué bloquearlo y sancionarlo, por qué más bien no lo dejan actuar, por qué no nos devuelven el oro? Imagínate que estés en tu casa y te cierren las puertas y ventanas con unas tablas y clavos, que  no te dejan entrar comida ni nada… Y luego digan que tu familia está mal porque tu sistema es muy malo -dijo-. Malo es el sistema colombiano que tiene todo el apoyo, préstamos internacionales y, a pesar de eso, tiene 150 mil infectados de Covid-19, mientras la Venezuela bloqueada, sancionada y robada tiene 9 mil».

Trump, entre los peores

Para cerrar el programa, leyó y comentó un trabajo de CNN en el que se asegura que historiadores estadounidenses ya categorizan a Trump como uno de los peores presidentes de EEUU, y esto quedará remarcado si pierde las elecciones de noviembre.

“Según el artículo, la más reciente encuesta del instituto Gallup evidencia que solo el 38 % de los estadounidenses aprueba la gestión de Trump, y más de la mitad del pueblo (el 57%) la desaprueba. En los sondeos, el mandatario de EE.UU. sigue perdiendo puntos ante el candidato demócrata Joe Biden con miras a las elecciones presidenciales de noviembre. Sin embargo, si Trump pierde en los comicios no solo se verá afectado por su derrota, sino por el hecho de que los libros de historia probablemente lo denigren como uno de los peores presidentes con una aprobación debajo del promedio. George Washington (1789-1797) y Abraham Lincoln (1861-1865), entre otros, encabezan la lista elaborada por un grupo de historiadores estadounidenses que destaca la probidad de los presidentes de ese país, en la que James Buchanan (1857-1861) y Andrew Johnson (1865-1869), se encuentran en las últimas posiciones. De acuerdo con el análisis, el factor más importante para constatar dicha probidad es si los mandatarios ganan un segundo mandato o no”.

Agregó Pérez Pirela que ahora Trump quiere obligar a los niños, niñas y adolescentes a ir a la escuela. “El mayamero Jaime Bayly dijo que él no va a mandar a su niña a clase. Este señor que hace poco recitaba odas en honor a Trump, ahora lo critica porque está mal en las encuestas. Son gente que no mantienen una posición. Entre un punto y otro, una línea recta, decía el comandante Hugo Chávez Frías”.

El gobernador de Nueva York ya ha adelantado que no está de acuerdo con el retorno a clases. “Dijo que Trump está loco”.

Retomó la lectura del artículo de CNN:

“Trump ha sido criticado últimamente por su incapacidad e inacción ante la pandemia del nuevo coronavirus, que ha contagiado a 3 415 554 personas, así como por no poder lidiar con las manifestaciones en curso por el asesinato del afrodescendiente George Floyd, quien murió el pasado 25 de mayo bajo custodia policial. Además, en una encuesta de la Universidad de Quinnipiac en 2018, los votantes dijeron que Trump era el peor presidente desde la segunda Guerra Mundial”.

Como dato de último minuto, reseñó que Venezuela registró este lunes 13 de julio 4 fallecidos por Covid-19, y 242 nuevos contagiados.

Libro

La recomendación de lectura de la noche fue Rayuela del gigante de las letras argentino Julio Cortázar

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook