Este jueves 16 de julio el Gobierno venezolano denunció ante la comunidad internacional el ingreso de un buque de guerra estadounidense a aguas venezolanas, como un hecho de provocación y agresión a la soberanía nacional.

Así lo informó el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, a través de su cuenta en la red social Twitter, donde publicó un comunicado oficial. «Venezuela denuncia ante la comunidad nacional e internacional el ingreso furtivo en nuestra Zona Contigua, del buque de guerra estadounidense: USS PINCKNEY (DDG-91). Inexcusable acto de provocación que pretende menoscabar nuestra soberanía e integridad territorial», tuiteó Arreaza acompañando el comunicado.

El el Comando Sur (Southcom), en un comunicado de prensa, informó el pasado miércoles que el navío, armado con misiles nucleares, está realizando un supuesto ejercicio de «libertad de navegación» con el propósito de desafiar el «excesivo» reclamo de derechos marítimos de Venezuela en el mar Caribe.

«Las instituciones de la República Bolivariana de Venezuela, y en especial su Fuerza Armada Nacional Bolivariana, harán respetar la sagrada soberanía e integridad territorial a toda costa conforme con las leyes internacionales, contemplando todas las acciones que considere necesarias, sin caer en absurdas provocaciones que pretenden afectar la paz y la tranquilidad de los venezolanos y venezolanas, así como de los pueblos latinoamericanos y caribeños», concluye el texto oficial.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook