Los soldados del Ejército Gubernamental de Siria se hicieron con un trofeo muy raro: un diminuto dron de reconocimiento de fabricación estadounidense.

En particular, se trata del dron de reconocimiento Black Hornet 3s —Avispón Negro, en español—. Entre las fuerzas armadas que los emplean están los marines de EEUU.

​El dron visto en la imagen ha sido capturado en la ciudad de Tal Tamr en el noreste del país, en una región que linda con Turquía en el norte e Irak en el sur. Tras una intervención unilateral emprendida por el país otomano, el Ejército gubernamental de Siria recuperó el control de esta región.

Este dron mide tan solo 16 centímetros de largo y pesa unos 33 gramos. Una sola persona lo puede manejar por medio de una tablet y un mando a distancia. Normalmente, estos drones se manejan dentro del campo de visión, pero también se les puede programar para que vuelen a un determinado lugar siguiendo una ruta.

Tiene un alcance de vuelo de unos dos kilómetros que puede superar a una velocidad de 21 km/h. La duración de vuelo es de unos 25 minutos.

A pesar de su diminuto tamaño, el Avispón Negro tiene tres cámaras: dos cámaras ordinarias y un visor térmico. También puede captar instantáneas, para analizarlas posteriormente. Todo el conjunto consiste de un estuche con dos drones, que también les sirve como un cargador, una tablet y el mando a distancia. Todo este kit cabe en una mochila, destaca el medio The Drive.

(Sputnik News)

Comentarios Facebook