En horas de la tarde de este jueves 23 de julio, se inauguró la 11ª Feria del Libro de Caracas, evento literario que se desarrollará entre los días 23 y 28 de julio, en el marco de la semana «Caracas insurgente: de Bolívar a Chávez», organizado por la Alcaldía de Caracas y que tendrá como escritores homenajeados a Aquiles Nazoa y a Miguel Ángel Pérez Pirela.
 
En el acto participaron el ministro de la Cultura, Ernesto Villegas Poljak; la alcaldesa de Caracas, Érika Farías; la presidenta de la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte), María Isabel Godoy, y Miguel Ángel Pérez Pirela. 
 
Sobre las características del evento, Godoy precisó que a la cita acudieron 55 editoriales y expositores: 37 nacionales y 18 internacionales –muchas de ellas emergentes–, lo que garantiza que, por un lado se mantenga la característica internacional de la feria adoptada desde 2019 y por otro, las editoriales nuevas puedan contar con un espacio para mostrar su oferta.
 
Asimismo, puntualizó que en virtud del contexto pandémico, en el que se requiere adoptar medidas de distanciamiento físico para evitar contagios de Covid-19, la programación se trasmitirá vía streaming a través de las redes sociales, aclarando que la mayor parte de las presentaciones se grabó con anterioridad, así como que los invitados participarán desde la seguridad de sus hogares. 
 
Por su lado, la alcaldesa Érika Farías, resaltó que pese a la compleja situación por la que atraviesa el país, siempre hay motivos para celebrar y por ello, en la 11ª Feria del Libro de Caracas se celebrará por partida doble: por un lado, «el centenario de un extraordinario caraqueño, de un extraordinario venezolano, como es Aquiles Nazoa» y por otro, el de Miguel Ángel Pérez Pirela. 
 
Sobre este último, Farías comentó que era «un orgullo» reconocer su trabajo, su dedicación y su esfuerzo. «Quisimos rendirte un homenaje porque, como siempre hemos dicho, hay que reconocer el trabajo y el esfuerzo de esos venezolanos jóvenes, muchachos y muchachas, que por su dedicación, por su esfuerzo, su incentivo y su creatividad, le aportan letras, conocimiento a esta gran batalla de ideas en la lucha por la humanidad, por hacerla cada vez mejor, por hacer mejores seres humanos», explicó. 
 
Respecto a la programación, la burgomaestre caraqueña indicó que en los distintos eventos de la parrilla participarán intelectuales de Argentina, España, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Colombia y estarán disponibles para descarga gratuita más de 3.000 títulos. 
 
Seguidamente, el ministro para la Cultura valoró la feria como un «acierto cultural» en medio de las «más adversas circunstancias», toda vez que a su parecer,  «en este momento están en disputa la cercanía y el distanciamiento. El distanciamiento es físico, pero no social. Necesitamos la cohesión social y la lectura y la cultura nos cohesionan». 
 
Por ello, subrayó Villegas, «en esta Feria del Libro, que es la ruta de Bolívar a Chávez, fortalece el cemento que nos une, es un punto de clímax de la resistencia cultural venezolana frente a los últimos meses», una praxis que no se detiene, pues en el país la producción cultural no se detiene y está dispuesta a «defender su propia historia y sus raíces, en medio de dificultades».
 
Sobre Miguel Ángel Pérez Pirela, el titular de la cartera cultural señaló que reconocía en él a «uno de nuestros intelectuales más profundos, un intelectual orgánico de la Revolución Bolivariana», a «un gran estudioso, no solamente de la filosofía sino de todos los ámbitos del conocimiento humano», que «representa a una juventud venezolana que abreva de las fuentes más diversas para darle solidez al pensamiento y la praxis revolucionaria en Venezuela».
 
Igualmente, enfatizó que los aportes de Pérez Pirela no se limitaban al ámbito académico, sino que reflejaban su compromiso con «las más grandes y nobles causas de la humanidad», especialmente en lo tocante a » lectura crítica de los medios de comunicación social». 
 
Por tales razones, consideró que su elección como escritor homenajeado había sido un acierto de la Alcaldía de Caracas y de Fundarte, pues si bien es importante tener en cuenta el trabajo de los intelectuales más reconocidos, también es cierto que hay otros cuyo trabajo notable también es referente y debe ser reconocido. 
 
Cuando llegó el turno del homenajeado, este agradecido el homenaje y recordó que luego de la sorpresa inicial, se cuestionó acerca de las razones que podrían haber motivado este reconocimiento, pues inicialmente creyó que estaba demasiado joven para recibirlo. Empero, luego de las primeras reuniones, y vencidas las resistencias iniciales, mencionó que lograron acordar la publicación de dos novelas y la realización de un recital de poesía. 
 
Su labor, que califica como insurgente y rebelde, exige «no quedarse acostado en la poltrona de lo conservador» y justamente por ello criticó a quienes aquejados de complejos, minimizan o descalifican la labor de los «obreros de la pluma», una actividad importante, que requiere grandes dosis de esfuerzo y «que se forja desde el silencio». 
 
Pérez Pirela también destacó la «sinceridad y honestidad» que habían caracterizado la preparación de la Feria, pues en las actuales circunstancias, la «situación normal y esperable» habría sido su suspensión, como ya ha ocurrido con otros eventos literarios en todo el mundo, mas contra lo esperado, la decisión de realizarla se mantuvo y ello, en su parecer, constituye «un acto insurgente».
 
Acerca de su novela El último romántico, comentó que fue escrita en París hace 18 años y durante todo ese tiempo permaneció engavetada, buscando quizá el momento más propicio –este– para ver luz. Esta edición cuenta además con el prólogo –que calificó como «poema en prosa»– del periodista Clodovaldo Hernández.
 
Sobre Pueblo, mencionó que aunque fue publicada hace varios años, en este momento está agotada y de allí la importancia de su reedición, que corrió por cuenta del Fondo Editorial Fundarte, mientras que con relación al recital de poesía, destacó que Humana Cooperativa Audiovisual se encargó de la grabación, utilizando técnicas de cine. 
 
Al cierre del evento, la alcaldesa Érika Farías insistió en que pese a la pandemia, «la vida cultural de Caracas no puede encuarentenarse», pues la creación cultural es lo que nos reivindica, nos recrea como seres humanos.
 
(LaIguana.TV / Fotos @jacobo.mendez)
Comentarios Facebook