Un hombre de nacionalidad española confesó este jueves haber matado a su hija de 11 años, cuyo cuerpo fue descubierto al borde del río Ródano, en un caso que tenía en vilo a la ciudad francesa de Aviñón.

El cuerpo de la pequeña fue hallado el jueves hacia el mediodía en la isla de Barthelasse, en Aviñón (suroeste), de donde había desaparecido el 18 de julio.

El hombre, de 38 años, había venido a ver a su hija el sábado pasado. Al ver que no regresaban, la madre alertó a la policía que lanzó inmediatamente una búsqueda.

El padre, que fue detenido este miércoles 22 de julio, confesó haber matado a la niña. Los investigadores deberán intentar determinar las circunstancias y los motivos del homicidio.

Separado de la madre de la niña, el hombre, cuyo nombre no ha filtrado, ya había sido condenado por violencia conyugal en el pasado.

(AFP)

Comentarios Facebook