Este lunes 27 de julio, Miguel Ángel Pérez Pirela destinó el espacio de su programa Desde Donde Sea a homenajear a la audiencia del programa, compartiéndole parte de las vivencias de la 11a Feria del Libro de Caracas, en la cual, en conjunto con el insigne narrador y poeta Aquiles Nazoa, fue el autor homenajeado. 
 
Al respecto, Pérez Pirela refirió que en el marco del evento literario, le fueron publicadas dos novelas, una inédita y otra que en segunda edición. La primera, se intitula «El último romántico. Memorias sentimentales de un venezolano en el extranjero», fue culminada hace 18 años y esperaba el tiempo propicio para ver luz, ocasión que tuvo lugar gracias al homenaje que recibiera su trabajo como escritor por parte de las autoridades de la Alcaldía de Caracas. Adicionalmente, comentó que el prólogo estuvo a cargo del periodista Clodovaldo Hernández.
 
La segunda es «Pueblo», obra a la que confesó haberle dedicado 10 años de trabajo y que versa sobre el poder y el amor. Su primera edición contó con prólogo del intelectual venezolano Luis Britto García y en esta reedición se añade el que escribiera el editor y poeta cubano Idiel Garcia, en ocasión de su publicación internacional en la ciudad de Santa Clara, Cuba.
 
Miguel Ángel Pérez Pirela aprovechó la oportunidad para resaltar que, a contrapelo de lo que se cree, escribir es un acto colectivo, pues una vez el autor concluye su manuscrito, éste es revisado por editores y habiéndose finalizado este proceso, se unen a la producción de la obra diagramadores y artistas, equipo sin el cual ningún libro podría llegar a buen puerto. 
 
Específicamente, reconoció el trabajo realizado por Eczoida Ruza, su editora personal y por Carlos Duque, miembro del equipo de la Fundación para la Cultura y las Artes de la Alcaldía de Caracas (Fundarte).
 
Por otra parte, también agradeció el empeño de las autoridades de Fundarte y de la alcaldesa Érika Farías por llevar a cabo la Feria vía *streaming*, pese a las limitaciones que impone la pandemia, una iniciativa que valoró como exitosa, toda vez que en este formato se han presentado libros, realizado recitales, conferencias, foros y charlas, y los interesados han podido descargar digitalmente obras literarias sin costo alguno. 
 
Empero, para Pérez Pirela su agradecimiento al homenaje no se limitó a ofrecer «obras bibliográficas», sino una «obra poética transformada en recital, en música y en cine», ello en alusión al recital que realizara el pasado viernes 24 de julio en los espacios de «BarNred», en compañía del cuarteto del maestro de la composición y del saxo, Manuel Barrios y que estará disponible en formato DVD.
 
Sobre esto, explicó que se tomaron textos poéticos escritos durante los últimos 10 años y Barrios compuso un tema para cada uno, destacando que la propuesta no perseguía la declamación de poemas con música de fondo, sino que con base en el carácter musical de la poesía, cada poema se transformó en un tema de jazz, de tango, de guaguancó o de boleros, según el caso, presentados bajo «un entorno cinematográfico», labor que corrió por cuenta de los hermanos Juan Carlos y José Daniel Yegres, pertenecientes a Humana Cooperativa Audiovisual.
 
Habiendo dicho esto, compartió con los usuarios de Desde Donde Sea la primera entrega de Jazz y Poesía, que inició con un tema-poema en clave de salsa, titulado: «Contento y jodío», en el cual rinde un homenaje sentido y descarnado a esa complicada ciudad que es Caracas.  
 
A ello siguió la lectura, a ritmo del jazz, de seis poemas breves: Mimo, que describe la vida contemplada desde la inacción; Almohada, que alude nostalgia del abrazo, del afecto que ya no se tiene; Asma, una composición que da cuenta de un amor tan, tan grande, que resulta asfixiante; Naufragio a primera hora, en el que se relata la desazón tras un amanecer que resulta en abandono; Vida paralela, que nos cuenta sucintamente el papel de la memoria en la constitución de lo que somos, partiendo de lo que ya no seremos más y Presente continuo, una historia de amor fallido que sucumbe ante la imposibilidad de futuro. 
 
Concluida esta declamación, Pérez Pirela le cedió la palabra al maestro Manuel Barrios para que presentara a su cuarteto de músicos, quienes se encargaron de ejecutar las piezas compuestas para la ocasión. Le acompañaron Marcelo Inostrosa en la batería, Livio Arias en el bajo y el maestro Carlos González en el piano y él mismo ejecutó el saxofón y la flauta transversa. 
 
A continuación, pero siguiendo en ritmo de jazz, el homenajeado leyó un fragmento de «El último romántico», en el que el narrador vacía amargas críticas contra las parejas que se constituyen sobre las bases del del falso romanticismo que promueve la narrativa dominante, desde lo que denomina «novelitas de pacotilla». Así, el protagonista de la obra asegura que, «los enemigos del amor somos nosotros mismos» y se despacha una larga cadena de cuestionamientos en contra de los celos, la posesión, la pretensión de «transformar al otro en algo que simplemente el otro no es» y hasta rebate al filósofo francés Jean-Paul Sartre, pues considera que el infierno no son los otros, sino la persona amada. 
 
Esta primera entrega de Jazz y Poesía concluyó con el poema-tema «San Agustín», en el que al ritmo del guagancó se caracterizan la vida, las historias de hombres y mujeres de la barriada, que se van develando mientras fluye el alcohol en algún local del sitio.   
 
Para concluir, Pérez Pirela agradeció nuevamente al equipo de BarNRed por proveer el espacio para el recital, así como al equipo cinematográfico y al cuarteto musical e informó que «Pueblo» y  «El último romántico. Memorias sentimentales de un venezolano en el extranjero», podrán adquirirse próximamente. Será el Fondo Editorial Fundarte quien se encargue de su distribución, dentro y fuera del país. 
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook