Tim Rothman y James Barham estaban disfrutando de una caminata a la orilla del río Kennett en Victoria, cerca de Melbourne, Australia, cuando vieron un pez de casi dos metros de largo. 

 

National Geographic lo describe como «una gran burbuja flotante», aunque los turistas Tim y James dijeron que les parecía más «extraño». Desde lejos parecía como un extraterrestre», graficó el hombre.

Se trata de un pez luna, que puede crecer hasta los tres metros de tamaño y pesar hasta 2.5 toneladas. 

Este animal obtienen su nombre de su hábito de tomar sol cerca de la superficie. Se cree que el pez encontrado en el río Kennett estuvo allí durante unos días, ya que una pareja y su hija lo había visto el sábado 25.

Ralph Foster, el administrador de la colección de peces del Museo del Sur de Australia, explicó por qué tantos peces luna aparecen en esas playas. «Uno de los grandes peligros podría ser porque son golpeados por los barcos en el mar», dijo a a Daily Mail.

«A menudo comen bolsas de plástico pensando que son medusas que pueden matarlos». Foster dijo que el pez luna podría causar mucho daño a los yates si chocaran en aguas abiertas.

Un yate en la carrera de Sydney a Hobart de 2018 se vio obligado a abandonar después de golpear un pez luna y romper su timón. En marzo del año pasado, un pez luna capullo apareció en una playa de California, la primera vez que se avistaba en el hemisferio norte en 130 años. 

 

(f¡lo.news)

Comentarios Facebook