El analista político y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela se refirió a la tirante relación que se ha presentado entre Colombia y Venezuela entre 2010 y 2015 bajo el mandato de Hugo Chávez y Álvaro Uribe respectivamente, en la cual no hubo un ataque a los bienes diplomáticos de la nación petrolera en territorio neogranadino como ocurrió recientemente.

En el 2015 fue tirante la relación de ambos países y los diplomáticos de aquí y de allá fueron llamados  a consulta, el detonante fue la supuesta presencia de paramilitares de Colombia en Venezuela lo que desembocó el cierre indefinido de la frontera con Colombia, en Táchira, uno de los estados limítrofes”, explicó el también escritor a través de su programa Desde donde sea que se transmite vía online.   

Agregó que no solamente es la presencia de paramilitares en la zona fronteriza, también en la parte norte, centro y costero de Venezuela.

En este orden de ideas, precisó que entre otras de las crisis diplomáticas se generó en el 2010 durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez en el vecino país y en Venezuela el comandante Chávez.   

“Esta crisis fue originada por la supuesta presencia en territorio venezolano de miembros del grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP) y del  Ejército de Liberación Nacional (ELN) para tratar de solventar la crisis los dos países acordaron ir a foros regionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)”, señaló Pérez Pirela.

Ante los hechos citó las palabras del exembajador Roy Chaderton: “La montaña parió un ratoncito, no hay ninguna evidencia, ninguna prueba, solo fotos tomadas no sé dónde, con correderas de las cuales ya tenemos experiencias. Con fotos curiosas, algunas muy discutibles”.

El director del portal LaIguana.TV detalló que, Chaderton previamente había cuestionado el funcionamiento de la OEA y criticó que precisamente Colombia usaba a este ente regional con la finalidad de solicitar verificaciones en otros países.

Prosiguió con los argumentos de Chaderton: “Uribe permitió críticas estadounidenses a Chávez desde su país porque allí hay una campaña de apoyo a una invasión a Venezuela”.

El embajador desmintió que las Farc se armen en Venezuela porque la gran mayoría de las armas de ese grupo, del ELN y el narcotráfico provienen de EE.UU.

“Por muy graves que fueron los enfrentamientos de entonces, no se llegó a un extremo como el actual”, indicó Pérez Pirela.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook