El Ministerio de Emergencias de Rusia envía al Líbano cinco aviones para ayudar tras la explosión que se produjo el 4 de agosto en el puerto de Beirut y provocó decenas de muertos.

«En total cinco aviones del Ministerio de Emergencias de Rusia serán enviados a Beirut en el marco de una acción humanitaria para ayudar y paliar las consecuencias de la fuerte explosión que ocurrió la víspera», comunicó a Sputnik el servicio de prensa del ente.

Los aviones transportan un hospital móvil, así como a médicos, socorristas de la unidad Tsentrospas del Ministerio de Emergencias ruso y especialistas de la oficina nacional de protección al consumidor, Rospotrebnadzor, con un laboratorio para detectar el coronavirus.

«Todos los especialistas estarán equipados con trajes especiales y equipos de protección tomando en consideración la situación epidemiológica del COVID-19», informó.

El 4 de agosto en el puerto de Beirut se produjo una potente explosión, precedida por un pequeño estallido. Según estimaron sismólogos jordanos, la segunda explosión liberó una energía equivalente a la de un sismo de magnitud 4,5.

El gobernador de Beirut, Marwan Abboud, afirmó que las explosiones afectaron la mitad de los edificios de la capital libanesa.

El primer ministro del país, Hassan Diab, declaró que la explosión se debe al almacenamiento inadecuado de las 2.750 toneladas del nitrato de amonio durante seis años.

(Sputnik)

Comentarios Facebook