Los senadores de Estados Unidos amenazaron con imponer sanciones al puerto de la cuidad alemana de Sassnitz si continúa apoyando la construcción del gasoducto Nord Stream 2, comunicó el periódico Handelsblatt.

«Si usted continúa proporcionando bienes, servicios y soporte al proyecto Nord Stream 2, arruinará la supervivencia financiera de su negocio», señala la carta de tres senadores estadounidenses a la que tuvo acceso el medio.

El medio Focus informó previamente que en la construcción del gasoducto participa el barco Rossini que está en el puerto de Sassnitz desde principios de junio y a bordo del cual se encuentran unos 140 trabajadores.

 

Según el periódico Ostsee-Zeitung, los trabajadores, ciudadanos del Reino Unido, Rusia, Ucrania y Italia, se están preparando para la construcción del último tramo del gasoducto, pero «por temor a las inminentes sanciones estadounidenses, todos los participantes actúan en secreto».

 

El gasoducto Nord Stream 2, concebido para diversificar las rutas del suministro del gas ruso a Europa y elevar la seguridad energética, constará de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural.

La construcción fue suspendida en diciembre de 2019 después de que Washington amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas que realizaba las obras.

Se oponen al nuevo gasoducto Estados Unidos que busca vender a Europa el gas natural licuado (GNL) de sus yacimientos de esquisto y algunos países europeos como Polonia, Letonia y Lituania. También Ucrania, que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso, está en contra del proyecto.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook