Este jueves 6 de agosto el exrector principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), Rafael Simón Jiménez, aseveró que su renuncia al máximo ente comicial del país no detendrá el proceso que actualmente se encuentra en marcha, con miras a las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

Indicó que el abandono de su cargo no debería entenderse como un acto que procura la no concurrencia y la desmovilización de los sectores de la oposición. “El que derive de mi renuncia posiciones a favor de la abstención, a favor de la no concurrencia, a favor de todo lo que signifique desmovilización y todo lo que signifique renunciar a la lucha, está absolutamente equivocado”, precisó.

“Lo he dicho con meridiana claridad: yo salgo de aquí a la lucha para movilizar, para activar al pueblo venezolano para que ejerza esa arma extraordinaria que la democracia coloca en sus manos, que es el voto”, acotó.

Recordemos que este mismo jueves Jiménez decidió dejar de lado su cargo, pues para él “el CNE se había convertido en una camisa de fuerza”. “La razón fundamental es que sentí que la polarización y la situación del país chocaba con mis posiciones tan claras. Eso me creaba sin duda un problema”, afirmó.

El exrector recién había sido nombrado el pasado 12 de junio por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). A pesar de su renuncia, aseguró que nunca tuvo problemas con el actual directorio del Poder Electoral. “Yo con esas señoras he tenido la mejor relación. El tema está en los centros de poder”, manifestó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook