La vacunación de la población de Rusia contra el coronavirus, incluidos los funcionarios, puede comenzar solo después de que sea registrada la vacuna, declaró a Sputnik el servicio de prensa del Ministerio de Salud ruso al comentar el rumor sobre la supuesta vacunación de funcionarios y médicos de Moscú.

«La vacunación de la población, incluidos los grupos de riesgo, solo es posible después de que sea emitido un certificado de registro de acuerdo con el procedimiento establecido por la ley. La misma regla se aplica a la vacunación voluntaria en el marco de la tercera fase de los estudios clínicos», dijo el servicio de prensa del Ministerio.

La agencia Bloomberg indicó previamente que los funcionarios de Moscú supuestamente recibieron la propuesta de vacunarse contra el coronavirus.

El mismo medio afirmó además días antes que algunos dirigentes rusos, entre ellos el presidente, Vladímir Putin, ya habían sido vacunados contra el COVID-19, información que desmintió el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Anteriormente, el ministro de Salud ruso, Mijaíl Murashko, aseguró que la vacunación masiva contra el COVID-19 en Rusia está programada para octubre, y los primeros en recibir el fármaco serán los médicos y los profesores.

Los ensayos clínicos de la vacuna desarrollada por es el Centro de Epidemiología y Microbiología Gamaleya comenzaron el pasado el 18 de junio.

En la investigación participaron 38 voluntarios, quienes pudieron confirmar la seguridad de la vacuna.

Todos los vacunados, tanto los que fueron dados de alta el 15 de julio como los que abandonaron el hospital el 20 de julio, resultaron inmunes al virus.

(Sputnik)

Comentarios Facebook