Rusia y Alemania tachan de “ilegales” las sanciones promovidas por Estados Unidos, de modo extraterritorial, contra el gasoducto Nord Stream 2.

La UE (Unión Europea), aunque aplica sanciones unilaterales, se abstiene de imponerlas de modo extraterritorial. Pero EEUU no observa ningún tipo de ‘líneas rojas’, ningún tipo de límites”, ha denunciado este martes el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

En una rueda de prensa conjunta, celebrada en Moscú (capital rusa), con Heiko Maas, su homólogo de Alemania, Lavrov ha advertido que EEUU persigue, “sin ningún viso de diplomacia, de modo grosero”, un solo objetivo, es decir, “tener derecho a hacer todo lo que le venga en gana”.

Al respecto, el canciller ruso ha subrayado que la retirada de Washington de la mayoría de los acuerdos y organizaciones internacionales, que son vistas como barreras de contención para Washington, constituye un claro ejemplo de tal política.

“EEUU afirma públicamente que detendrá a cualquier precio el Nord Stream 2 porque defiende la seguridad energética de Europa”, ha lamentado, antes de avisar a los europeos de ceder la solución de su seguridad —ya sea energética o de cualquier otro tipo— a Washington.

El gasoducto Nord Stream 2 es un megaproyecto promovido por Moscú y Berlín, que permitiría a Rusia proveer a Alemania de gas a través del mar Báltico. EE.UU. se opone a dicho proyecto, afirmando que aumentaría enormemente la influencia del país euroasiático en Europa en un momento de creciente tensión entre ambas potencias.

En esta misma línea, EEUU ha impuesto sanciones contra las compañías que construyen el gasoducto Nord Stream 2 e incluso ha amenazado a las empresas de Alemania y otros países europeos para evitar que sigan en el proyecto.

Por su parte, el titular alemán ha criticado los embargos de Washington contra el gasoducto ruso, insistiendo en que ningún Estado puede dictar, con amenazas, cuál será la política energética del bloque comunitario.

“Las sanciones entre socios no son realmente una ruta correcta, sino un camino equivocado. A fin de cuentas, dónde comprar combustible es una decisión soberana (…) la soberanía es un tema primordial para la UE”, ha recalcado.

(Hispantv)

Comentarios Facebook