El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que su país firmó un acuerdo con la farmacéutica Moderna para adquirir 100 millones de dosis de su posible vacuna contra el covid-19, por alrededor de 1.500 millones de dólares, informa Reuters.

EE.UU. ha realizado ya varios acuerdos para adquirir dosis masivas de posibles vacunas, todavía antes de su aprobación por parte de los reguladores. El país tiene acuerdos anticipados de compra con Johnson & Johnson, AstraZeneca Plc, Pfizer y BioNTech, Sanofi y GlaxoSmithKline para sus respectivos proyectos de vacuna.

«Estamos invirtiendo en el desarrollo y fabricación de las seis principales vacunas candidatas para garantizar una entrega rápida. El Ejército está listo para actuar, está listo para entregar una vacuna a los estadounidenses tan pronto como la FDA [Administración de Medicamentos y Alimentos] la apruebe por completo, y estamos muy cerca de esa aprobación«, dijo Trump durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, citado por la cadena CNBS.

La vacuna candidata de Moderna, mRNA-1273, es una de las pocas que ya han avanzado a la etapa final de pruebas, y está en camino de completarlas en septiembre. El 27 de julio, Moderna inició la fase final de ensayos clínicos, en la que se prevé la participación de hasta 30.000 personas a las que administrarán dosis de 100 microgramos. En caso de éxito, la compañía planea iniciar la producción a inicios de 2021 y será capaz de suministrar unos 500 millones de dosis al año, con posibilidad de aumentar el número hasta 1.000 millones.

En paralelo, la farmacéutica estadounidense Pfizer y la empresa de biotecnología alemana BioNTech anunciaron el inicio de estudios conjuntos en humanos, a gran escala, en el marco de las etapas finales de sus ensayos con el mismo fin. En caso de resultados positivos, presentarían la vacuna para su aprobación regulatoria en el venidero octubre, tras lo cual podrían suministrar hasta 100 millones de dosis para fines del 2020 y 1.300 millones para fines del 2021.

Por su parte, Rusia registró este 11 de agosto la primera vacuna del mundo contra el covid-19. El fármaco mostró su efectividad y seguridad, según los resultados de ensayos clínicos. Todos los voluntarios desarrollaron inmunidad al coronavirus, al tiempo que no experimentaron efectos secundarios significativos. La vacuna podría garantizar la inmunidad al covid-19 por un período de hasta dos años.

(RT)

Comentarios Facebook