Una investigación adelantada por el portal La Tabla, echa por la borda la falsa matriz de opinión difundida por el gobierno de Estados Unidos y distintas agencias internacionales de noticias, como EFE y Reuters, según la cual Washington habría confiscado cuatro tanqueros iraníes mientras intentaban trasladar combustible a Venezuela.

En el trabajo periodístico, se precisa que los buques Bella, Bering, Luna y Pandi no poseen bandera iraní y tampoco partieron de ningún puerto persa, una versión que concuerda con las declaraciones que hiciera el embajador de Teherán en Caracas, Hojat Soltani, quien aseveró que se trataba de «otra mentira y guerra psicológica de la máquina de propaganda de EEUU», pues «los barcos no son iraníes, y ni el dueño ni su bandera tienen nada que ver con Irán».

Las pesquisas realizadas por el equipo de La Tabla en portales como Vesselfinder y MarineTraffic, que ofrecen información acerca de la geolocalización de navíos, permite concluir «con certeza que dos tanqueros salieron de Emiratos [Árabes Unidos] y uno de Israel«, cuyo destino era el Reino Unido. Asimismo, «el Pandi no registra puerto de partida».

Este último, «sin embargo, se reportó atracado en el puerto de Sharjah, Emiratos Árabes Unidos, el 29 de abril, donde tenía 16 días, según Vesselfinder. De ese mismo puerto partió el Bering el 19 de abril, mientras el Bella lo hizo de Fujairah, también en Emiratos, el 11 de abril», según consta en MarineTraffic, se detalla en la investigación.

Asimismo, en el trabajo de La Tabla se indica que «el Chemical Luna partió de Ashdod, Israel, el 7 de agosto rumbo a Liverpool, RU, dice MarineTraffic. A ese puerto arribó el 31 julio, según la web de la autoridad portuaria israelí».

La discrepancia se presenta en relación con la bandera. De acuerdo con el portal MarineTraffic, tiene bandera de Malta, mientras que las autoridades de Israel aseguran que es de Panamá y el sitio Vesselfinder sostiene que es de Liberia. En todo caso, la embarcación no tiene bandera iraní, como se sostuvo en versiones difundidas por agencias internacionales y promocionadas por la administración Trump.

Un indicio que refuerza la falsedad de la especie, es que Vessfendel reportó que el Chemical Luna estuvo atracado en los puertos de Furaihaj y Sharjah, en los Emiratos Árabes Unidos, entre los días 30 de marzo y 20 de abril y el 15 de mayo, respectivamente. «Ningún dato lo vincula con puertos iraníes», subraya La Tabla.

Este viernes 14 de agosto, el Departamento de Justicia anunció la confiscación de los cuatro tanqueros, pero 41 días atrás, James E. Boasberg, juez de una corte en el Distrito de Columbia, había emitido una orden para incautar los barcos. Con base en esta premisa, EFE, Reuters y otras agencias internacionales «adelantaron informes» que resultaron ser falsos.

Empero, como se destaca en el texto de La Tabla, el anuncio sobre la «detención» de los tanqueros procedentes de Israel y de los Emiratos Árabes Unidos no parece ser obra de la casualidad, puesto que el jueves Trump anunció un acuerdo de paz y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre esas naciones, a las que unía un lazo de enemistad de larga data.

Finalmente, se indica que Caracas y Teherán «no han emitido información sobre nuevos acuerdos para el envío de gasolina», tras el arribo sin incidentes a los puertos venezolanos de cinco buques procedentes de Irán el pasado mes de mayo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook